Corte niega amparo a pueblo en relación con parque eólico en Oaxaca

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo a indígenas del pueblo zapoteco de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, respecto a que no se realizó una consulta previa para llevar a cabo un...

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó un amparo a indígenas del pueblo zapoteco de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, respecto a que no se realizó una consulta previa para llevar a cabo un proyecto sobre la instalación de un parque eólico.

Durante la sesión de este miércoles, el pleno de la Primera Sala del alto tribunal determinó que las autoridades sí cumplieron los parámetros del proceso de consulta previa sobre la construcción del parque eólico en sus territorios.

De acuerdo con el proyecto del ministro José Ramón Cossío Díaz, votado por tres en favor y dos en contra, fue correcta la conclusión alcanzada por el Juez de Distrito al desestimar la causal de improcedencia prevista en la fracción XII del Artículo 61 de la Ley de Amparo.

Lo anterior en razón de que los quejosos sí tienen interés jurídico para promover el juicio de amparo respecto a la consulta sobre el parque que es construido por la empresa Eólica del Sur.

Sobre si las autoridades cumplieron los parámetros del proceso de consulta previa, el proyecto del ministro Cossío Díaz planteó que sí, porque de las constancias que obran en auto se advierte que "cumple con la condición de que se llevó de forma previa, pues se realizó lo antes posible, entendiendo que sea en las primeras etapas del proyecto".

Asimismo, "se hizo con un tiempo adecuado para la discusión, es decir con suficiente antelación para que resulte efectiva y significativa, y se llevó a cabo antes de tomar la medida o realizar el proyecto, entendiendo que no se realicen actos de ejecución".

En el proyecto de resolución del amparo en revisión 213/2018, Cossío Díaz señala que la consulta cumple con la condición de realizarse de acuerdo con las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas. Esto es, subrayó, a través de procedimientos culturalmente adecuados y teniendo en cuenta sus métodos tradicionales para la toma de decisiones.

Respecto a si la consulta fue informada, el proyecto destaca que de las constancias de autos se advierte que se otorgó información precisa sobre la naturaleza y consecuencias del proyecto a las comunidades consultadas, antes de y durante la consulta.

Además, el proyecto advierte que el proceso de dicho ejercicio se realizó de buena fe y, también, se obtuvo el consentimiento de la comunidad indígena, atendiendo a que el proyecto eólico es a gran escala.

Entrevistada en el marco de la sesión, la representante de los pueblos del Istmo, Bettina Cruz, expresó que la consulta la hizo la Secretaría de Energía, que fue la que otorgó el permiso para el parque eólico, por lo que fue, en su opinión, juez y parte en este asunto.