El secretario de Proteccion Civil de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, señaló que el frente frío número 10 es el primero severo, por la masa de aire polar que causará en la entidad un fuerte descenso en la temperatura, por lo que se emitió una alerta amarilla.

En una entrevista transmitida en su cuenta de Facebook, indicó que habrá caída de nieve y heladas en localidades del norte de la entidad, como Tupala, Tila, Tonalá, Pijijiapan, Pichucalco, Reforma y Juárez, por lo que pidió a la población seguir las recomendaciones de Protección Civil.

El funcionario señaló que los medios de comunicación son parte de la Protección Civil y los convocó a difundir los reportes sobre la situación por los frentes fríos, de los cuales se esperan 45 durante la temporada invernal.

Pidió a la población de los Altos de Chiapas, como la que habita en San Cristóbal de las Casas, la más vulnerable, que utilice prendas para abrigarse, pues mañana la temperatura descenderá en esa zona a dos grados centígrados.

Recordó que está prohibido introducir anafres encendidos a las viviendas, pues la combustión genera monóxido de carbono que puede envenenar a las familias.

García Moreno expuso que en Tuxtla Gutiérrez habrá vientos superiores a 60 kilómetros por hora, que podría tirar estructuras, por lo que solicitó circular por las calles con precaución.

Destacó que en la costa habrá vientos de 100 kilómetros por hora, por lo que se restringió la navegación en la zona norte de la entidad, para evitar accidentes por el efecto de norte, luego de establecer el protocolo de prevención en el consejo, en el que participan autoridades estatales, federales y municipales.

Detalló que tras el paso del frente frío sigue una masa de aire polar, que causa bajas temperaturas, lluvias y heladas en los municipios cercanos al Golfo de México, donde se estableció la alerta amarilla y para la región norte de Chiapas, por las fuertes ráfagas de viento.

El funcionario descartó suspensión de clases, pero enfatizó que existe un protocolo, en el que los maestros, directores, padres de familia deben decidir no llevar a los alumnos, en caso de lluvias fuertes en el norte de Chiapas, para salvaguardar la salud de los menores.