Muchas motivaciones tuvo Norma Muñoz Ledo para escribir “Peligro de suerte”, quizá la principal fue dar voz a los niños en situaciones complejas que eventualmente se viven en el interior de las familias, “porque casi nunca se toma en cuenta su parecer ni su sentir al respecto”.

En el libro narra las peripecias de la familia “Pachón” para sobrevivir debido a una serie de situaciones y terribles hechos que pasan a su alrededor. El papá, “Fernando”, pierde su empresa millonaria de jugos, por lo que se ve obligado a dejar la vida llena de lujos y comodidades que él y los suyos disfrutaban.

“Rodolfo”, su hijo mayor, quien se cree un imán para la mala suerte, piensa que las cosas no podrían ir peor; “Catarina”, la menor, está aterrada por tener que abandonar el colegio y vivir pobremente; “Lucía”, la mamá, va a regresar a trabajar como profesora en la nueva escuela donde inscribe a sus hijos.

Dentro de este cambio radical, explicó la autora, se encuentran con amigos entrañables y con personas que les hacen más difícil esta transición. Entre reflexiones de vida y muchas peripecias, la familia Pachón intenta salir de esta situación, aunque a su alrededor sucedan terribles hechos, reiteró la escritora.

La historia tiene sus raíces en la familia de la propia autora. “Un hermano mío fundó una de las primeras marcas de productos orgánicos en México, y como el papá de la novela, es un tipo de muchas ideas, emprendedor y entusiasta, pero en ese momento no tenía dinero, y un ricachón se quedó con la marca”.

Fue muy triste para él, porque levantar una empresa de esa naturaleza a partir de la nada, es sumamente difícil en México y en cualquier otra parte del mundo. “Mi hermano recorrió el país en busca de los productores orgánicos, contactó con proveedores, y luego realizó mil trámites para poder abrir esa empresa”.

Finalmente pudo armar la marca, pero por falta de dinero, uno de socios, en apariencia un sujeto amistoso, educado y amable, se quedó con el fruto del titánico esfuerzo del hermano de Norma. De ahí nació “Fernando Pachón”, explicó la autora en entrevista con Notimex.

Esta lectura resulta aleccionadora para cualquier niño o niña que ya sepa leer y sea capaz de entender situaciones como la descrita en las 608 páginas del libro, que está presente en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij), la cual estará vigente hasta el 19 de noviembre.