Combate a pandillas deja 50 detenidos en Guatemala

Al menos 50 presuntos pandilleros fueron detenidos en Guatemala como parte de un operativo policial contra la extorsión que de manera conjunta se ejecutó la última semana en este país, El Salvador y...

Al menos 50 presuntos pandilleros fueron detenidos en Guatemala como parte de un operativo policial contra la extorsión que de manera conjunta se ejecutó la última semana en este país, El Salvador y Honduras, el denominado Triángulo Norte de Centroamérica, dijeron autoridades.

Los detenidos están sindicados de pertenecer a las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, entre otras, que el ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, calificó de "terroristas" y parte de una "estructura fuerte del crimen organizado".

Degenhart consideró "agotado" el sistema penitenciario de Guatemala y subrayó la urgencia de construir un penal de alta seguridad para impedir que los pandilleros perpetren desde las cárceles el delito de extorsión.

Al menos unos 60 presos fueron notificados de participar en el delito de extorsión, añadieron autoridades.

En el arresto de al menos medio centenar de presuntos pandilleros tomaron parte agentes del Ministerio Público y la Policía Nacional Civil (PNC), que allanaron casi un centenar de lugares en la capital y otros puntos del país, blanco del delito de extorsión.

Durante los operativos fueron decomisadas armas, municiones, drogas, teléfonos celulares y manuscritos con números telefónicos de personas que se cree pudieran ser blancos potenciales de extosión. Las evidencias serán presentadas en tribunales.

Los detenidos enfrentarán cargos por los delitos de asesinato, conspiración para el asesinato, obstrucción extorsiva de tránsito, asociación ilícita, acciones intimidatorias y extorsión, dijo el MP.

De igual forma, en El Salvador y Honduras hubo “diligencias de allanamiento” con resultado de “decenas aprehensiones de integrantes de maras” dedicadas a la extorsión, informó el MP.

Degenhart dijo que el gobierno del presidente Jimmy Morales gestiona ayuda técnica y financiera entre la comunidad internacional para la creación de una prisión de máxima seguridad.

Añadió que el número de muertes violentas en Guatemala bajó a unos 24 casos por cada cien mil habitantes.