Orientan a colimenses en unidades de salud contra sobrepeso y obesidad

La Secretaría de Salud y Bienestar Social informó que en la entidad se promueve la prevención del sobrepeso, la obesidad y la diabetes mediante orientaciones para adquirir hábitos más saludables e...

La Secretaría de Salud y Bienestar Social informó que en la entidad se promueve la prevención del sobrepeso, la obesidad y la diabetes mediante orientaciones para adquirir hábitos más saludables e imparte sesiones educativas en los planteles escolares, a través de las unidades móviles de promoción de la salud.

En el marco del Día Mundial de la Obesidad, celebrado cada 12 de noviembre, la dependencia estatal destacó la importancia de llevar una alimentación saludable y realizar actividad física. 

Refirió que la obesidad está considerada como una enfermedad porque hasta cierto punto del exceso de tejido graso, causa una alteración hormonal y se asocia con otras alteraciones del metabolismo, de ahí que sea uno de los principales factores de riesgo de la diabetes y otras enfermedades crónicas degenerativas.

El Departamento de Atención del Adulto y del Anciano señaló que el principal factor de riesgo de este padecimiento proviene del exterior del organismo, por lo que la mayoría de las personas tienen obesidad por factores como una inadecuada alimentación y la poca pérdida de calorías (sedentarismo).

Agregó que la grasa no sólo se ve por fuera, sino que afecta el metabolismo del azúcar o la glucosa en el páncreas y altera la estructura y función del hígado, que también participa en la regulación de la glucosa.

Al respecto, el Instituto Nacional de Salud Pública establece que la obesidad se encuentra asociada gravemente a problemas de diabetes, de tal manera que es más probable que una persona con diabetes tenga obesidad, hipertensión y enfermedad renal crónica.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad en adultos de 20 o más años de edad en México fue de 71.2 por ciento en 2012 y de 72.5 por ciento en 2016.

Por sexo, es mayor en las mujeres (75.6 por ciento) que en los hombres (69.4 por ciento); mientras que en la prevalencia de obesidad es también más alta en el sexo femenino (38.6 por ciento) que en el masculino (27.7 por ciento).

Además, información de la Organización Mundial de la Salud indica que el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de muertes en el mundo (cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia de este factor).

De igual modo, representa el 44 por ciento de la carga de diabetes, el 23 por ciento de cardiopatías isquémicas y entre el 7 y el 41 por ciento de algunos cánceres.

Desde 1975, la obesidad casi se ha triplicado en el mundo, de tal manera que en 2016 más de mil 900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales más de 650 millones tenían obesidad; mientras que 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o padecían obesidad.