Radha Bhatt cambió sus tradiciones para difundir la paz de Gandhi

A los 16 años e inspirada en el dirigente Mahatma Gandhi, Radha Bhatt decidió dedicar su vida a la educación y a la defensa del territorio hindú, para lo cual tuvo que librar su propia batalla contra...

A los 16 años e inspirada en el dirigente Mahatma Gandhi, Radha Bhatt decidió dedicar su vida a la educación y a la defensa del territorio hindú, para lo cual tuvo que librar su propia batalla contra la sociedad por ser una mujer pionera en su país contraria a sus tradiciones.

La miembro del Consejo Directivo de la Universidad Gujarat Vidyapith, fundada por Gandhi, compartió con Notimex que el centro de educación para mujeres donde ella trabaja fue un lugar que el dirigente quiso y visitó, y tomó esa motivación para realizar la labor con la que continúa.

“Mi vida desde el inicio ha sido una lucha en contra de las mismas tradiciones de la sociedad de este tiempo, porque nunca me casé, siempre quise hacer trabajo social y sabía que casándome no habría podido hacerlo”, confesó la ex presidente de la Gandhi Peace Foundation.

Por esa razón Radha Bhatt tuvo que luchar mucho, tanto con sus padres como con la sociedad, aunque después de un tiempo su familia optó por apoyarla y darle oportunidad de entrar en el “camino gandhiano”. Actualmente lleva el mensaje de la no violencia por todo el mundo.

“Una sociedad como la nuestra no podía aceptar una mujer no casada que se mueve libre en la sociedad y es una líder, esto fue mi dificultad, pero cuando vas siguiendo tu fe y tus credos al final la sociedad te entiende y empieza a respetarte”, plantéó.

Mencionó que ahora tiene mucho respeto por parte de la gente, no como mujer sino como persona, y está muy contenta y satisfecha con su vida y aunque no tiene dinero ni propiedades ha conseguido el amor de sus semejantes. Para ella  no hay nada más importante o mejor, y es lo más bello que ha tenido en la vida.

Para alcanzar la paz Radhaben Bhatt (su nombre completo) considera que las personas deben cambiar y vivir la vida en una manera no violenta, para lo cual deben comenzar por dejar de pensar en sí mismas y, en cambio, pensar en los demás.

“La gente necesita tener fe para alcanzar la felicidad, no competir y no hacer las cosas sólo para nosotros. De esta manera se puede ir hacia una sociedad no violenta, una persona sola no puede hacer la paz, debe hacerlo toda la sociedad”.

En ese sentido, explicó que uno de los dos tipos de violencia es la de las armas,  la cual no está en las manos de todos, sino en las del gobierno, donde están produciendo las armas, las venden y usan después; mientras que la otra violencia es la que compete a uno mismo.

“Nuestra mentalidad es de yo tengo más propiedades, más dinero, más cosas alrededor, en mi posesión. Entonces soy una gran persona y esa es la mentalidad generalmente de la sociedad. Piensa en tener una casa grande para ser grande, lo cual se debe cambiar y es un proceso largo pero correcto”, compartió.

Destacó que en México ha recibido apoyo para compartir sus ideas, por eso recientemente visitó la capital del país en el marco de la exposición “De niño a Mahatma. La vida de M.K. Gandhi en veinte imágenes”, que consideró una buena oportunidad para conocer al líder y aprender sobre él.