Universitarias ganan concurso por uso de material amigable con ambiente

Alumnas del octavo semestre de la licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) obtuvieron el primer lugar en el concurso Rado Star Prize México 2018, gracias...

Alumnas del octavo semestre de la licenciatura en Diseño Industrial de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) obtuvieron el primer lugar en el concurso Rado Star Prize México 2018, gracias al desarrollo de un nuevo material amigable con el medio ambiente, como alternativa al uso de madera en la industria mueblera y de la construcción.

En un comunicado, la UAA indicó que se trata de las alumnas Erika Gómez Calzada y Berenice De la Vega Rodríguez, quienes fueron recibidas por el doctor Francisco Javier Avelar González, rector de la UAA.

Señaló que el recto las felicitó y manifestó que este proyecto escolar cuenta con altas probabilidades de lograr un posicionamiento destacado en el ámbito empresarial debido a las características de la propuesta desarrollada por las ganadoras.

Asimismo, Avelar González explicó que el material hecho con base en residuos, puede tener múltiples vertientes, pues es un claro ejemplo del potencial creativo de los estudiantes que se forman en la UAA, quienes con mayor frecuencia destacan en diversos certámenes locales, nacionales e internacionales.

El diseño de las universitarias fue realizado durante un intercambio académico en la Universidad Nacional de Lanus en Buenos Aires, Argentina, como parte de la materia Fibras textiles y cuya asesoría estuvo a cargo de Daniela Rosar.

Al retornar a la UAA, las estudiantes ganadoras perfeccionaron dicho producto en el taller de diseño integral de la Institución, siendo asesoradas por sus académicos, así como por expertos en Ingeniería Mecánica y Química con la finalidad de que este nuevo material fortalezca su futuro potencial.

Este logro lo obtuvieron en el marco del World Design Capital dentro de la décima edición de Design Week México, mismo que se presenta en colaboración con la marca de relojería suiza, Rado, quien promueve el trabajo de las nuevas generaciones de diseñadores.

Como parte del premio, las estudiantes Erika Gómez Calzada y Berenice De la Vega Rodríguez recibieron un incentivo económico, así como la edición especial de un reloj de la marca organizadora.