El peso mexicano finalizó la semana con una depreciación de 0.44 por ciento u 8.9 centavos, al cotizar alrededor de 20.10 pesos por dólar, lo que se debió a una combinación de factores nacionales e internacionales, de acuerdo con Banco Base.

La institución financiera señaló que tras las elecciones de medio término en Estados Unidos, persiste la incertidumbre sobre el futuro de la relación bilateral con México, aunque el Partido Demócrata tomará el control de la Cámara de Representantes en 2019, las elecciones para gubernaturas de 36 estados mostraron que Donald Trump conserva su base de votantes en estados clave.

Por lo anterior, no se descarta que Trump logre un triunfo en las elecciones para un segundo periodo presidencial, las cuales se llevarán a cabo en 2020, además de que podría ser más agresivo en su comunicación a partir del siguiente año, pues buscará presionar a los demócratas en la Cámara baja, quienes bloquearán sus proyectos de ley.

En tanto, en México se reanudó la percepción de un mayor riesgo, luego de que la bancada de Morena en el Senado presentó una iniciativa de ley con el objetivo de reducir el cobro de comisiones bancarias a usuarios.

Lo anterior tomó por sorpresa al mercado financiero y ocasionó fuertes pérdidas en la Bolsa Mexicana de Valores durante la jornada del jueves, con una caída de 5.81 por ciento, su mayor retroceso desde agosto de 2011, mientras que el tipo de cambio alcanzó un máximo en la semana de 20.4124 pesos por dólar.

Banco Base refirió que de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la propuesta de Morena es favorable, pero debe ser revisada, pues al menos tres de las comisiones que se propone sean eliminadas, deben conservarse.

Citó como ejemplo el cargo por disposición de efectivo con tarjeta de crédito, el pago de intereses moratorios y el cargo por emisión de cheque de caja.

En agosto pasado, la Condusef ya había señalado la importancia de que los bancos informen el concepto, monto y periodicidad de sus comisiones a la autoridad y a los clientes a través de sus contratos, además de publicarlas en su página de Internet.

Asimismo, organismo indicó que el sistema de cobro de comisiones debe ser revisado, pues la incorporación de nuevas tecnologías sirve para reducir costos de operación, lo que debería reflejarse en menores cobros de comisiones.

La siguiente semana los mercados financieros en México estarán atentos a la decisión de política monetaria del Banco de México, programada para el jueves 15, en donde existe una probabilidad elevada de que la Junta de Gobierno suba la tasa de interés en 25 puntos base a 8.0 por ciento.