Este viernes la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una pérdida de 2.60 por ciento o mil 183.09 puntos, luego de tres sesiones al alza y dos a la baja, donde el principal indicador accionario, el S&P/BMV IPC, se colocó en 44 mil 263.74 unidades.

En lo que va del mes de noviembre, el mercado accionario local ubicó un retroceso de 7.48 por ciento o tres mil 700.83 puntos, en tanto que en el transcurso del año registra un descenso de 10.31 por ciento o cinco mil 90.68 unidades.

Durante la semana, las emisoras con mayores ganancias fueron Soriana, Unifin y Gruma, con avances de 9.49, 8.29 y 6.92 por ciento, respectivamente; por el contrario, Asur, MFrisco y Creal mostraron la mayor contracción con una baja de 13.13, 12.26 y 12.06 puntos porcentuales, en ese orden.

Por otro lado, GFNorte, Walmex, AMX, Femsa y GMéxico resultaron las emisoras más negociadas en el periodo referido.

De acuerdo con Banco Base, esta semana fue de suma relevancia para el desempeño del referente bursátil local rumbo al cierre del año, considerando el nerviosismo que se observó en la sesión del jueves luego de darse a conocer una iniciativa de ley propuesta por Morena en el Senado, en la cual se busca reducir las comisiones que cobran los bancos en algunas transacciones.

Detalló que la publicación de la iniciativa amplificó la venta de activos en los últimos dos días de la semana, por lo que en las últimas horas de operación de la sesión de este viernes el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, declaró que no se realizarán cambios financieros o fiscales en los primeros tres años de su gobierno, lo que causó una ligera recuperación a las fuertes caídas previas.

“Este esfuerzo por calmar el mercado fue bien recibido por los inversionistas, pues creó una expectativa de que a pesar de que se plantean cambios importantes en la política de México, su gobierno se mantendrá atento a las reacciones de mercado”, destacó la institución financiera.