El cantautor barcelonés Carlos Sandness volvió a triunfar y en su regreso a México llenó a tope el Teatro Metropólitan, que se rindió a su ritmo y propuesta como la primera vez que dio hace 10 años su primer recital y soñaba con tener su propio público, que ahora lo ovacionó.

Carlos Sadnesss simplemente se dejó querer y recordó que hace dos años estuvo en México y hace 10 iniciaba su camino en tierras aztecas.

“Estoy de regreso dando el concierto número diez desde que nos conocemos y espero que esta noche la pasen bien y gocen de la música”, dijo para luego dar inicio a su recital con los temas “Bach”, “Perseide” y “Poli”, que fueron coreados de principio a fin.

Sandness hizo notar a su público que es amante de la música mexicana. “Soy fan de la música mexicana, esta canción me enamoró”, indicó para dar paso a un rosario de piezas que celebraban su amor ella e interpretó “Volcán”, “Gran momento”, “Papaya” y “Semitransparente”.

Continuó  su concierto con temas como “Te quiero”, “Miss Honolulu”, “Más viento”, “Longitud”, “Impares”, “Ponpeia”, “Luz” y “Física” que los presentes gozaron, especialmente las jovencitas que formaban la mayoría del público.

El cantautor no dejó de elogiar la respuesta de su público y en reiteradas ocasiones reverenció la entrega de la gente en el Metropólitan a través de canciones como “Viaje al corazón”, “Relámpago”, “Volviste a la tierra” y cerrar con “Chihuahua”, “Llorona”, “Amores”, “Hoy es el día” y “Electricidad”.