Yucatán formará parte de la primera etapa de “Sembrando vida. Programa de comunidades sustentables”, que impulsan los gobiernos federal y estatal para la reactivación del campo, combatir la pobreza y atacar la deforestación.

Ese programa prevé la siembra de 12 mil 500 hectáreas a partir de los primeros meses de 2019.

La futura titular de la Secretaría de Bienestar del gobierno de la República, María Luisa Albores González, explicó en visita a esta ciudad que este plan se encuentra dirigido a aquellos campesinos que cuentan con propiedad propia y debido a problemas económicos no han podido producir.

Entre las primeras acciones a emprenderse se encuentra la visita a los ejidos y sus asambleas para dar a conocer el esquema y que los hombres y mujeres de campo decidan incorporarse por decisión propia.

Detalló que el pertenecer al programa se requerirá de trabajo de lunes a sábado, esfuerzo por el que recibirán cinco mil pesos mensuales, de los cuales cuatro mil 500 podrán ser percibidos en efectivo y el resto se destinará a una caja de ahorro.

“Sembrando vidas tiene como principal objetivo volver a incluir económicamente a quienes han sido excluidos. Campesinos que no han podido invertir para vivir dignamente de su propia tierra y así lo que se busca es abatir la desigualdad, a través de una propuesta diferente”, indicó.

Por su parte, el gobernador Mauricio Vila Dosal informó que estas labores, programadas para los próximos seis años, iniciarán en el oriente de la entidad y durante toda su operatividad generará cinco mil empleos e impulsará el desarrollo, la sustentabilidad y la reactivación económica de diversas comunidades.

Con base en lo programado, en este lapso se sembrarán árboles frutales y maderables, así como cultivos de ciclo corto, que abarcará diferentes zonas de la geografía estatal y acompañará, al mismo tiempo, el desarrollo del proyecto del Tren Maya y abarcará el trayecto contemplado para éste.