La comunidad autónoma de Castilla-La Mancha busca atraer inversiones provenientes de México, al considerarlo un socio estratégico, con potencial de crecimiento, apertura al exterior y buenas relaciones económicas.

En conferencia de prensa, representantes del gobierno de dicha región dieron a conocer las oportunidades de negocio que ofrece la comunidad al empresariado mexicano, sus sectores estratégicos y los incentivos que se brindan para la inversión.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo del gobierno Castilla-La Mancha, Patricia Franco, explicó que algunas de las razones por las cuales las empresas mexicanas pueden interesarse es que 50 por ciento del vino español se produce en esa zona.

“Además de este distintivo y ser una potencia agroalimentaria, también tenemos grandes sectores industriales emergentes, 19.6 por ciento del PIB proviene de este campo... de hecho, prácticamente cumplimos con lo que la Unión Europea establece para el año 2020, de que la procedencia industrial represente al menos 20 por ciento del PIB".

Detalló que otra de las razones que tienen las empresas mexicanas para invertir en Castilla-La Mancha es su localización estratégica, pues limita con siete regiones españoles y está próxima a la capital madrileña, lo que le da acceso directo a más del 50 por ciento de los consumidores españoles.

En materia de exportaciones, dijo, son la segunda comunidad autónoma en crecimiento en exportaciones, "favorecemos la inversión de empresas dentro del territorio, pero estamos cada vez consiguiendo mayor grado de apertura económica, vamos por un buen camino, aunque hará falta posicionarse más".

"Somos un gobierno facilitador, brindamos ayudas desde 25 hasta 45 por ciento en financiamiento a empresas que invierten, tenemos claro que la generación de empleo y el crecimiento económico van de la mano de las empresas".

Por su parte, Jorge Mariné Brandi, Consejero Económico y Comercial de la Embajada de España en México, destacó que este país es un socio estratégico para España por su tamaño, su amplia red de tratados de libre comercio con acceso preferencial a varios mercados y su renegociación del TLCAN y TLCUE.

Además, la población es joven, con una edad promedio es de 27 años; tiene estabilidad a pesar de la crisis, la inflación está relativamente bajo control, con niveles aceptables en indicadores macroeconómicos y su potencial de crecimiento para 2018 es de entre 2.0 y 3.0 por ciento.

"En 2017, México fue el primer mercado para los productos españoles en América Latina, el quinto más importante fuera de Europa, y el treceavo en términos absolutos; en tanto, España es el tercer proveedor europeo de México, detrás de Alemania e Italia, y el sexto mercado de exportación de México en el mundo".

Además, en los últimos años se ha tenido una creciente inversión mexicana en España, se trata del quinto inversor internacional, el segundo fuera de la Unión Europea detrás de Estados Unidos, con empresas como Cemex, Grupo Bimbo, ADO, Alsea, Pemex, Grupo Carso y Sigma.

Para el director general de Empresas, Competitividad e Internacionalización de la Junta de Comunidades Castilla-La Mancha, Francisco Javier Rosell, los sectores estratégicos en los que se invita a invertir son aeronáutico, logístico, energía y medio ambiente, bioeconomía, y TICs.

Igualmente, en agroalimentario, sectores tradicionales tales como cerámicas industriales, maderas y mueble, metal-mecánico y manufacturas textiles y calzado, así como en cultura y turismo.

Compartió que mediante el "Plan Adelante" se ofrecen mecanismos de apoyo a la inversión extrajera por parte de las administraciones públicas, estrategia destinada a mejorar la competitividad de sus empresas, impulsando su capacidad para crecer y, con esto, la creación y consolidación de empleo.