- La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) informó hoy que por su compromiso medioambiental recibió la certificación como "Espacio Libre de Unicel" por parte de Casa CEM.

Añadió que este es un reconocimiento que otorga esta asociación civil que coordina un Centro de Cultura y Educación Ambiental, a establecimientos, empresas e instituciones comprometidos con el cuidado del medio ambiente y la salud de sus colaboradores y clientes.

Detalló que se trata de un proceso de educación ambiental en el que se requiere la participación de todos para lograr un cambio de actitudes y la adopción de hábitos de consumo más responsables, al reducir el riesgo de los daños a la salud y potenciales impactos negativos al ambiente relacionados con el uso de desechables de poliestireno expandido para contener alimentos.

Puntualizó que el objetivo de este programa es modificar actitudes y hábitos para un consumo responsable de empaques desechables para alimentos, al reducir el riesgo de los daños a la salud y el impacto negativo al ambiente.

Resaltó que se pretende incrementar aliados para generar una campaña dentro del área metropolitana de Guadalajara, para que, bajo los principios de responsabilidad compartida, las empresas e instituciones motiven la participación de ciudadanos críticos, conscientes y proactivos y conformar una red de espacios promotores de una cultura ambiental responsable que ayuden a la prevención en la generación de los residuos de unicel o poliestireno.

Subrayó que esta certificación es muestra del trabajo en conjunto entre Casa CEM y la Semadet, así como para transitar hacia una cultura ambiental que fortalece un medio ambiente sano y que se compromete a seguir impulsando.

Indicó que durante más de seis meses se realizaron ejercicios de diagnóstico, talleres y campañas de comunicación para lograr reducir paulatinamente la cantidad de desechables de unicel utilizados hasta conseguir los resultados necesarios para certificarse como un "Espacio Libre de Unicel".

Destacó que con ello se impactó a cerca de 230 personas que laboran en el edificio en el que se encuentra la Semadet Jalisco.

Afirmó que como resultado de la implementación de la campaña como ‘Espacio Libre de Unicel’ se estima se evita generar un aproximado de 160 piezas de unicel por semana, lo que equivale a siete mil 704 piezas de unicel en un año.

Estimó que el unicel o poliestireno expandido puede permanecer dentro de los sistemas naturales más de mil años dando lugar a una nueva fuente de contaminación global, la cual continuará en el futuro, durante su proceso de degradación, libera y absorbe sustancias potencialmente tóxicas, que causan contaminación química en mares, lagos, ríos, y en la cadena trófica.

Señaló que el unicel ocupa el cuarto lugar de los artículos más encontrados en la playa.

Precisó que los plásticos generalmente no se logran degradar dentro de los tejidos de un ser vivo después de haberlo ingerido, por lo que las sustancias liberadas por la degradación en el medio físico, pueden ser absorbidas y asimiladas dando como resultado efectos adversos en el funcionamiento de las hormonas y afectando seriamente los sistemas reproductivos.

Subrayó que el unicel como empaque desechable de alimentos es también un problema de salud ambiental, ya que, durante su uso, al entrar en contacto con alimentos o líquidos calientes, alcohol o sustancias ácidas, puede llegar a liberar tóxicos como el benceno, estireno o incluso pentano, mismo que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) junto con la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) ha clasificado como posible cancerígeno.