La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) vigiló el desove de una tortuga laúd y resguardó los 103 huevos depositados en su nido, a fin de salvaguardar la supervivencia del ejemplar y evitar la depredación de su producto en la Playa Hornos en el Puerto de Acapulco.

En atención a un reporte telefónico del personal de la Policía Estatal, relativo al avistamiento de una tortuga laúd, que arribó a desovar en una zona de la Playa Hornos, inspectores de la Profepa en la entidad acudieron al sitio para vigilar el desove, recuperar y resguardar los huevos del quelonio, lo cual no es común en este puerto turístico.

En un comunicado, la dependencia ambiental señaló que al finalizar el desove, los inspectores procedieron a recolectar los 103 huevos depositados por la tortuga en su nido, todos en buen estado.

Explicó que los huevos fueron trasladados de inmediato a las instalaciones del campamento tortuguero, Mi Tortuga Imperial, perteneciente al Hotel Princess, con la finalidad de mantener la vigilancia hasta su eclosión.

La tortuga laúd (Dermochelys coriacea) es una especie que se encuentra en Peligro de extinción (P) de acuerdo a la norma oficial mexicana, NOM-059-SEMARNAT-2010, añadió.