Para crear la primera región del país, que se abre a una plataforma integrada de inversión, logística, desarrollo social y oportunidad de empleos, se formalizó el grupo de trabajo de los gobernadores de Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí.

En un comunicado, los mandatarios Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de Guanajuato; Martín Orozco Sandoval, de Aguascalientes; Juan Manuel Carreras López, de San Luis Potosí; y Francisco Domínguez Servién, de Querétaro dieron a conocer los detalles de esta reunión.

Rodríguez Vallejo dio la bienvenida a sus homólogos y resaltó que a través de este grupo de trabajo se van a coordinar las estratégicas para fortalecer el desarrollo de esta zona en diversos rubros, como el económico, la conectividad y la movilidad humana.

A nombre de los gobernadores, Domínguez Servién dijo que “la dinámica económica global demanda sistemas de coordinación y cooperación que superan las visiones locales".

Agregó que “para promover el crecimiento, la inversión y convertir ambos en desarrollo, se debe superar la concepción de fronteras: geográficas, ideológicas y partidarias”.

En el comunicado conjunto, los gobernadores informaron de la construcción de este grupo de trabajo, que reúne cuatro entidades federativas, con el objetivo de crear la primera región de la República que se abre a una plataforma integrada de inversión, producción, logística, exportación, desarrollo social y oportunidad de empleos.

“La competitividad se construye. Crece con base en políticas públicas de avanzada, en la solidez del estado de derecho y en una visión mancomunada del desarrollo”, dijo Francisco Domínguez.

Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí constituyen una región económica en donde se registran las tasas de crecimiento económico más altas, el promedio de generación de empleos más importantes del país e índices de bienestar importantes.

“Compartimos, dentro de muchas otras cosas una vocación industrial, agroalimentaria y turística”, reiteró Domínguez Servién, “Hemos generado el consenso para crear una zona inicial que gire en torno al interés de mantenernos como una región manufacturera de clase mundial”, señaló.

Los gobernadores señalaron su decisión de ser ejemplo mundial. Para ello, establecieron el compromiso de desarrollar planes coordinados de desarrollo de infraestructura, de promoción de inversión, de eslabonamiento de cadenas productivas y logísticas para crear un corredor de producción único en el país.

“Este paso de integración no tiene antecedentes en México. Nos comprometemos a dar certidumbre a las inversiones, a generar sinergias estatales y a conformar, en suma, una región abierta a la inversión, la generación de riqueza y a su distribución”, dijo el Gobernador de Querétaro a nombre de sus homólogos.

“Hacemos hoy un llamado respetuoso a la federación a que apoye esta iniciativa: será por el bien de México. Juntos, hacemos más. Nuestras sociedades demandas y merecen acuerdos para el bienestar. Eso, precisamente, anunciamos hoy, dijeron los mandatarios, en voz de Domínguez Servién.