México será sede del VI Simposio Internacional de Programación Metabólica y Microbioma y del tercer encuentro de Iberoamérica Capítulo DOHaD, con lo que se confirma su papel a la vanguardia en materia de investigación y medicina traslacional sobre enfermedades crónicas.

En un comunicado, la Secretaría de Salud informó que dichos encuentros tendrán lugar del 7 al 10 de noviembre, en Cancún, Quintana Roo, y cuyos trabajos de investigación contribuirán a evaluar los riesgos de salud que se llevan desde el periodo de gestación hasta los primeros meses de vida.

Al respecto, el presidente de DOHaD México 2018 y director general del Instituto Nacional de Perinatología, Jorge Arturo Cardona Pérez, señaló que de los cerca de 33 millones de mujeres en edad reproductiva (entre los 15 y 49 años) que hay en el país, poco más de 20 millones tienen sobrepeso y obesidad.

Esta condición, afirmó, “significa que están en riesgo de desarrollar complicaciones durante el embarazo, como diabetes gestacional y preclamsia, o de nacimiento prematuro”.

Por ello, es trascendental el impacto que se logre en el microbioma, el cual tiene relación con la capacidad metabólica intestinal para producir y regular múltiples compuestos que llegan a la circulación e influyen en la función orgánica y en los sistemas que permiten un crecimiento sano a mediano y largo plazo, explicó.

Cardona Pérez especificó que ocho por ciento de los 2.3 millones de bebés que nacen, presentan restricción en el crecimiento intrauterino, lo cual altera su programación metabólica, haciéndolos más propensos a desarrollar sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión.

En el tercer encuentro de Iberoamérica Capítulo DOHaD, se llevarán a cabo 11 sesiones en las que participarán especialistas de 13 países de la región, quienes hablarán sobre nutrición materna, leche materna y alimentación temprana.

Otros temas que se abordarán son: estilo de vida y escritura perinatal, salud materna y fetal, estudios de intervención, programación placentaria, programación paterna, epigenética, microbioma, programación por infección perinatal y medio ambiente, además de talleres de escritura científica.

Cardona Pérez subrayó la necesidad de crear redes de comunicación y colaboración a través de la medicina traslacional, que influyan sobre agentes políticos de salud y agencias de fondo de investigación.

Esto es con el fin de que contribuyan a fomentar la lactancia materna, instruir a los padres para una nutrición saludable del infante y a reconocer los riesgos de salud más comunes por una mala alimentación desde la gestación.