Propone diputado local anular elecciones en caso de violencia de género

El diputado local, Miguel Ángel Salazar, propuso un marco normativo progresista para erradicar la violencia de género, pues en su opinión el principal reto democrático del Estado mexicano es prevenir...

El diputado local, Miguel Ángel Salazar, propuso un marco normativo progresista para erradicar la violencia de género, pues en su opinión el principal reto democrático del Estado mexicano es prevenir y sancionar severamente todo acto de violencia política contra las mujeres.

Argumentó que este tipo de violencia, especialmente durante los procesos electorales, representa la peor práctica antidemocrática que por desgracia sigue arraigada en buena parte del país, y de la que no está a salvo la Ciudad de México.

Salazar Martínez consideró que la exclusión, la discriminación, la desigualdad, la invisibilización y la estigmatización de las mujeres que deciden participar en política son claras formas de violencia por razones de género, las cuales son absolutamente intolerables y condenables.

El diputado integrante del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso de la Ciudad de México sostuvo que el principal reto democrático del Estado mexicano es prevenir y sancionar severamente todo acto de violencia política contra las mujeres, independientemente de quién provenga.

Señaló que el Congreso de la Ciudad de México tiene el deber constitucional y la responsabilidad histórica, política y ética de generar el marco normativo más progresista y sólido del país, con miras a lograr ese objetivo superior.

“La tarea no se agota con la legislación, requiere de un alineamiento transversal y permanente de todas las políticas públicas, con especial énfasis en el desarrollo de los procesos comiciales de esta ciudad”, puntualizó.

Recordó que la Constitución Política local, en su el Artículo 11, apartado C, reconoce expresamente la contribución fundamental de las mujeres en el desarrollo de la ciudad, y mandata promover la igualdad sustantiva y la paridad de género.

En particular, ordena a las autoridades de esta ciudad adoptar todas las medidas necesarias, temporales y permanentes para erradicar la discriminación, la desigualdad de género y toda forma de violencia contra las mujeres.

Propuso reformar el Artículo 27, apartado D, numeral 2 de la Constitución Política de la Ciudad de México, y el Artículo 116 de la Ley Procesal Electoral de la Ciudad de México, para establecer de manera expresa que la nulidad de una elección o de un proceso de participación ciudadana, se decretará cuando las causales sean graves, dolosas y determinantes para el resultado de la elección.

Además de prever explícitamente que los hechos que produzcan las anulaciones se deberán acreditar de manera material.

El legislador puntualizó que estas propuestas representan la oportunidad para depurar la deficiente regulación constitucional de las causales de nulidad de las elecciones en la Ciudad de México.