Morena descarta cerrar cuentas públicas "como si no hubiera pasado nada"

El líder de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, reconoció que de los 98 mil millones de pesos que no se han aclarado de la Cuenta Pública 2016 gran parte corresponde a estados y...

El líder de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, reconoció que de los 98 mil millones de pesos que no se han aclarado de la Cuenta Pública 2016 gran parte corresponde a estados y municipios.

En entrevista, el también coordinador de la Junta de Coordinación Política justificó que la mayoría de Morena haya rechazado la Cuenta Pública 2016, porque “no vamos a ser comparsa y cerrar como si no hubiera pasado nada”.

Afirmó que el voto de este miércoles en el Pleno para rechazar la Cuenta Pública 2016 significa que se tiene que seguir investigando el destino de esos recursos y aclarar qué pasó con ellos.

El legislador agregó que las auditorías que ha realizado la Auditoría Superior de la Federación pueden dar lugar a responsabilidad penal de algunos funcionarios, y esos procesos tienen que seguir.

Advirtió que uno de los asuntos que se van a aprobar antes de que termine este año es precisamente que la corrupción se tipifique como delito grave.

“Aunque parezca increíble, en este país la corrupción no es delito grave, prevalece la impunidad y lo que vemos todos los años cuando nos entregan la Cuenta Pública son muchos escándalos de corrupción, de desvío de recursos y no pasa absolutamente nada”, advirtió.

De ahí la relevancia de lo que acaba de ocurrir este miércoles; recordó que hay 11 cuentas públicas pendientes que están "durmiendo el sueño de los justos".

“No quisimos que se nos pasara el plazo establecido por ley para dictaminar la Cuenta Pública 2016; y como ustedes vieron es rechazar que este capítulo se cierre sin que haya una rendición de cuentas completa”, subrayó.

Resaltó que el Sistema Nacional Anticorrupción está sin funcionar. "Ni siquiera hay cabeza. Ni siquiera hay un fiscal anticorrupción. Entonces, a partir de que inicie el nuevo gobierno vamos a tener un fiscal anticorrupción y se va a echar a andar todo el Sistema Nacional Anticorrupción para castigar las conductas de este tipo”.

Celebró que Morena desarrollara una primera acción contra la corrupción. “No vamos a permitir que esas cuentas públicas, donde están claramente documentados desvío de recursos, se cierren como que no pasó nada. No, tiene que haber una sanción jurídica y tiene que haber una sanción política al mal uso de los recursos de este país”.

“Ya dimos un paso para lograrlo, sancionando esta Cuenta Pública 2016, hacía mucho tiempo que no se dictaminaba una Cuenta Pública en la Cámara de Diputados. Hay 11 cuentas públicas pendientes”, concluyó.