Enfermería, entre las profesiones más respetadas, destaca Graue

Dedicación, constante atención e inagotable empatía identifican a los profesionales de la enfermería, por lo que la sociedad mexicana reconoce su importante papel y la califica como una de las...

Dedicación, constante atención e inagotable empatía identifican a los profesionales de la enfermería, por lo que la sociedad mexicana reconoce su importante papel y la califica como una de las profesiones más respetadas.

Lo anterior, de acuerdo con la Encuesta sobre la Percepción Pública de Ciencia y Tecnología 2017, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue.

Inauguró la exposición “Enfermería Universitaria: tiempo y espacio”, en el marco de la celebración por los 50 años de la licenciatura en Enfermería y Obstetricia.

Graue subrayó que durante medio siglo la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) ha formado profesionistas con gran nivel académico, con ética universitaria y espíritu de servicio; “en la Universidad Nacional nos sentimos muy orgullosos de esta entidad.

El rector expresó a estos profesionales que sin su participación en los equipos de salud, los médicos enfrentarían mayores problemas para atender a los pacientes.

Enfermeras y obstetras “son la vía de contacto con los enfermos; de ustedes depende la confianza que tienen en las instituciones, y son ustedes quienes hacen posible su curación y rehabilitación”, expuso.

Los antecedentes de la licenciatura en Enfermería y Obstetricia se remontan a la última década del siglo XIX, cuando Eduardo Liceaga inició los esfuerzos educativos para formar ciudadanos en el cuidado de los enfermos hospitalarios.

Así, la atención hospitalaria pasó de ser una caridad cristiana a una vocación de servicio profesional, y se reconoció que el cuidado de la salud era una obligación del Estado.

En 1907 se estableció la primera escuela de enfermería en el Hospital General de México, y en 1911 se incorporó a la Universidad Nacional de México como parte de la Escuela Nacional de Medicina.

Mientras que en 1945, con la promulgación de la Ley Orgánica de la Universidad, se creó la ENEO, que primero ofreció estudios a nivel técnico, y en 1968 estableció la licenciatura.

La directora de la ENEO, María Dolores Zarza Arizmendi, explicó que “hemos logrado posicionarnos como la escuela en el área que más ha contribuido a la formación de profesionistas a nivel superior. Hemos egresado 47 generaciones”.

En la escuela se atiende a cuatro mil 372 alumnos de los sistemas escolarizado y a distancia; desde hace más de 20 años ofrece estudios de posgrado y forma a especialistas en 16 ramas, refirió. Y su proyecto educativo es congruente con las tendencias señaladas por organismos internacionales y de América Latina.

El reto, finalizó Zarza Arizmendi, es asegurar que las personas que requieren de cuidados de salud cuenten con profesionales competentes, con una sólida formación que les permita tomar las decisiones adecuadas.