El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, consideró que se requiere no solo de inversión pública, sino también privada nacional y extranjera para reactivar la economía del país y existen condiciones inmejorables para crecer porque ya se tiene el nuevo acuerdo comercian de América del Norte, que permitirá la inversión extranjera.

Al participar en la Cumbre de Negocios en Guadalajara, Jalisco, señaló que aunque se aumentará la inversión pública para reactivar la economía y se reducirá el gasto corriente, esto es insuficiente y se requiere de la inversión extranjera y nacional para que inviertan en proyectos de desarrollo que ayuden a crecer a cuatro por ciento de promedio anual.

Comentó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte permitirá que llegue la inversión extranjera y da confianza para el mediano y largo plazos y recordó que el equipo de transición ayudó a que se lograra el acuerdo a la brevedad.

López Obrador agregó que en una de sus conversaciones con el primer ministro canadiense, Justin Tradeau, hablaron de la necesidad del acuerdo trilateral, y también lo hizo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el acuerdo es un marco importante para la inversión extrajera.

Resaltó que hay condiciones para impulsar de manera conjunta un plan de desarrollo con participación de empresas de Estados Unidos, Canadá y México, así como desarrollar al país de sur a norte, creando cortinas para ir reteniendo a los mexicanos y que no se vean en la necesidad de emigrar.

De acuerdo con el mandatario electo, se trabaja en la elaboración de un plan que incluya a paìses centroamericanos para encontrar una salida estructural que resuelva a fondo el problema de la migraciòn, porque si hay empleos en México y Centroamérica no habrá fenómeno migratorio y se trata de una inversión conjunta para el sexenio de más de 30 mil millones de dólares.

Lo anterior, dijo, en proyectos como el Tren Maya con mil 500 kilómetros para comunicar la ruta maya, rehabilitación de seis refinerías y la construcción de una nueva, desarrollar la zona del Istmo de Tehuantepec y aprovechar que es la zona mas angosta del país para comunicar Asia Pacífico con la costa Este de Estados Unidos con un tren de carga.

Para el caso del centro del paìs, se debe resolver el problema de saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como la reducción de impuestos en toda la franja fronteriza.

Destacó la importancia de crear la riqueza porque no se puede distribuir lo que no se tiene y aunque se podrá apoyar mucho con los ahorros, lo mas importante es lograr mayor crecimiento económico.

En el evento, al que asistió el gobernador de Jalisco, Aristòteles Sandoval, el presidente electo reiteró que terminarán con la corrupción y reducirán el gasto corriente, por lo que no se harán gastos innecesarios y superfluos.

Se comprometió a atender las necesidades mas apremiantes de la población y dar la mano al que se quedó atrás para que se empareje y se camine juntos, porque no se puede tener un paìs con grandes diferencias sociales.

Abundò que los recursos que se liberen con las medidas de austeridad se utilizarán para atender a los jóvenes como aprendices con tres mil 600 pesos mensuales, a fin de darles una alternativa además de que se creará una red de tutores empresarios y comerciantes, lo cual permitirá tener a los jovenes estudiando y trabajando, además de garantizar el derecho a la educación.

En otro tema, agregó que el no vivir en la residencia oficial de Los Pinos tiene que ver con los nuevos tiempos, por lo que ha considerado vivir cerca de Palacio Nacional o en dicho inmueble, pero esto aún no lo ha resuelto, sin embargo, esperará que su hijo menor concluya el sexto año de primaria.

Al ser cuestionado sobre el nuevo aeropuerto, abundó que esta semana, antes del resultado de la consulta, hablarà con los empresarios para darles las garantías de que sus contratos no serán cancelados y que el trabajo que llevan a cabo podrán seguir haciéndolo, ya sea en el Lago de Texcoco o en Santa Lucía y no hará ningún problema; además destacó que conoce a los dueños y sabe que ayudarán y a cooperarán.

En tanto que los bonos que se emitieron tienen la garantía del impuesto que se cobra a los usuarios de la terminal aérea, además de que el gobierno respaldará a los inversionistas y poseedores de los bonos.

Dejó claro que cualquiera que sea la decisión, tendrán que intervenir pronto porque en caso de que siga Texcoco se terminaría el nuevo aeropuerto en 2024, y si se construye en Santa Lucía cuando menos son dos o tres años y el actual aeropuerto de la Ciudad de México ya no aguanta más.

Ante ello, abundó, se debe implementar un plan emergente para usar más el aeropuerto de Toluca y otros que se deben considerar como Puebla, Morelos o Querétaro, a fin de atender la saturación del capitalino.

López Obrador dio a conocer que solicitará a los empresarios de la construcción dar tranquilidad a la gente y que voten libremente.