El pleno del Senado de la República exhortó al gobierno federal a garantizar los derechos humanos y un trato digno de la caravana migrante, en especial a mujeres y niños, así como a otorgar recursos extraordinarios a los estados por donde transcurrirá el éxodo para su atención y a dar respuesta inmediata a los solicitantes de refugio.

Asimismo, pidió a la Secretaría de Gobernación (Segob), que en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM) y en pleno apego a las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), informar a esta soberanía y fortalecer las medidas de atención a la caravana migrante.

Señaló que es necesario garantizar, en todo momento, el respeto a sus derechos humanos, particularmente de los más vulnerables, es decir adultos mayores, mujeres, niños y adolescentes.

En la sesión de este martes se avaló por el exhorto también a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que se garantice el trato digno y sujeto a derecho, hacia toda persona que intenta entrar a México, así como a continuar con la colaboración que mantiene con las embajadas y consulados de los países del Triángulo Norte en México.

Ello para que coadyuven a proporcionar información sobre los procedimientos migratorios y la legislación mexicana en la materia a sus connacionales que deseen ingresar a México, así como para que se les facilite la atención que requieran a aquellos que ya estén este país.

También se exhortó al gobierno federal, para que en pleno ejercicio de las facultades soberanas que en materia migratoria que establece la Constitución y en coordinación con los gobiernos estatales y municipales, así como con las organizaciones de la sociedad civil, continúe con las acciones de atención inmediata a las necesidades de los migrantes.

Además para que, a través de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, y en colaboración de la SER, en coordinación con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, busquen una solución permanente para los solicitantes de refugio.

En tanto a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se le pidió a dotar de recursos extraordinarios y suficientes a los estados y municipios por donde pasará la caravana de migrantes a fin de atender a sus integrantes.

A la Segob se le solicitó elaborar y remitir a esta Soberanía, conforme a la normatividad aplicable, el listado detallado y pormenorizado de los centroamericanos que ingresan a territorio nacional, en calidad de migrantes en tránsito o refugiados.

Se incluyó solicitar a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, para que en el marco de la elaboración del Presupuesto de Egresos 2019 considere la viabilidad de etiquetar recursos extraordinarios para el INM y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, a fin de atender la situación migratoria en la frontera sur del país.

El Senado Mexicano respaldó también los esfuerzos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas, presentados en Tegucigalpa el pasado 16 de octubre, para formular una nueva estrategia de desarrollo y política migratoria en la región, privilegiando atender las causas de fondo de la migración.

En tribuna, Emilio Álvarez Icaza, senador sin partido, consideró que se deben atender las necesidades de las personas desplazadas y propuso conformar una comisión especial para atender la emergencia de los migrantes centroamericanos en su tránsito por el territorio nacional, para garantizar sus derechos primordiales.

La senadora Verónica Delgadillo, de Movimiento Ciudadano, lamentó que la semana pasada el Senado haya decidido no considerar como urgente la aprobación de este exhorto y expuso la solidaridad de la población con esta caravana de más de siete mil migrantes, conformada principalmente por mujeres y niños.

En su oportunidad, la senadora Sasil Dora Luz de León, del Partido Encuentro Social (PES), consideró que la caravana migrante es un acontecimiento inédito que sentará precedente en la lucha por la defensa de los derechos humanos y la dignidad humana, por lo que el gobierno mexicano debe brindar apoyo digno y humanitario a los migrantes.

En los argumentos del exhorto se señala que la migración de los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) hacia los Estados Unidos tiene causas estructurales vinculadas a diversos desafíos sociales y económicos que estos países enfrentan, tales como: el combate a la pobreza, la desigualdad y la violencia generada por grupos delincuenciales.