Los residentes de Texas comenzaron hoy a votar en el periodo de elecciones anticipadas que se extenderá hasta el 2 de noviembre, cuatro días antes de los comicios generales intermedios, en los que se elegirán a funcionarios estatales, gobernador, diputados, senadores y congresistas federales.

Los centros de votación de las principales ciudades de la entidad, incluyendo Dallas, Houston, San Antonio, Austin y El Paso, reportaron temprano este lunes la presencia de largas filas para la votación anticipada, incluso horas antes de que abrieran las casillas.

En Houston cerca de dos mil personas formaron fila frente al Centro Metropolitano de Servicios, al oeste del centro de la ciudad.

La Oficina de la Secretaria de Estado de Texas, a cargo de organizar la elección, informó que una cifra record de más de 15 millones 723 mil personas están registradas para votar en la elección de este próximo 6 de noviembre.

En las elecciones intermedias, los demócratas esperan que la oposición al presidente Donald Trump levante una "ola azul" de apoyo para ese partido, mientras que los republicanos están ansiosos por defender su ventaja en el Congreso y en la Legislatura de Texas.

De acuerdo con analistas políticos, los comicios de medio término suelen ser difíciles para los presidentes en turno, porque la paciencia del público para las promesas de campaña se acaban y los votantes acuden al partido de la oposición en busca de respuestas.

En Texas, los demócratas están promoviendo al congresista federal a Beto O'Rourke como una opción más centrista para el senador republicano conservador Ted Cruz, quien busca su reelección en el Senado.

Las encuestas han mostrado que la disputa por el Senado Federal entre O'Rourke y Cruz será la elección más cerrada para un cargo de elección estatal en toda la historia reciente de Texas y donde los republicanos han ejercido un dominio absoluto en los últimos dos años.

En el primer día de la votación temprana, Houston será el campo de batalla. O'Rourke tiene media docena de mítines planeados a lo largo del día en todo el área de Houston, mientras que el presidente Donald Trump encabezara un mitin la noche de este lunes en apoyo de la candidatura a la reelección de Cruz en el Toyota Center.

Si bien las campañas de Cruz y O'Rourke han despertado el mayor interés entre los residentes de Texas, en la elección también se decide si el gobernador Greg Abbott logra su reelección contra la exsheriff del condado de Dallas, Lupe Valdez.

El vicegobernador Dan Patrick y el procurador general Ken Paxton se enfrentan a grandes desafíos de los opositores demócratas Mike Collier y Justin Nelson, respectivamente, al igual que los titulares republicanos en las oficinas de la contraloría, comisionado de tierras y comisionado de agricultura.