La Procuraduría General de la República (PGR) destruyó más de dos toneladas de narcóticos en Nuevo Laredo, Reynosa y Ciudad Victoria, Tamaulipas, drogas relacionadas con diversas averiguaciones previas y carpetas de investigación.

Las autoridades informaron que el agente del Ministerio Público encabezó en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en una estación ubicada sobre la carretera Nuevo Laredo-Reynosa, la incineración de 194 kilos 707 gramos 100 miligramos de marihuana; 12 unidades de clobenzorex, y un gramo 500 miligramos de clorhidrato de cocaína.

También certificó en un club de caza y tiro ubicado en la carretera Reynosa-San Fernando, en Reynosa, la quema de una tonelada 866 kilos 589 gramos 900 miligramos de marihuana; 112 kilos 628 gramos 500 miligramos de clorhidrato de cocaína, y 11 kilos 513 gramos 400 miligramos de metanfetamina.

La tercera acción de destrucción de drogas fue en las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Ciudad Victoria, capital del estado, donde se incineraron 22 kilos 60 gramos de marihuana; 27 kilos 480 gramos de cocaína, y un kilo 996 gramos de heroína.

El agente del Ministerio Público de la Federación realizó las diligencias de conteo, pesaje e incineración de los narcóticos, ante autoridades militares, peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y representantes del Órgano Interno de Control de la PGR, quienes verificaron que el procedimiento se efectuó en los términos de la ley.

Las diligencias ministeriales fueron en cumplimiento del Programa de Destrucción de Narcóticos, de acuerdo con lo dispuesto en el Código Nacional de Procedimientos Penales, el cual prevé la incineración de drogas aseguradas y los objetos que son instrumentos del delito.