En el marco de la edición 16 de la Cumbre de Negocios, Diseñando el futuro: México ante un mundo disruptivo, el presidente honorario y vitalicio de Grupo Carso, Carlos Slim Helú, ofreció la conferencia magistral ¿Certeza o Incertidumbre?, y puntulalizó que el costo del nuevo aeropuerto podria ser menor en 10 por ciento a lo programado.

Durante su ponencia expresó que “es claro que estamos viviendo una nueva civilización, no una época de cambio sino un cambio de época, esto lo vislumbraba o pensaba Alvin Toffler a través de sus libros El shock del futuro, de 1971, y La tercera ola, 1979.

Habló sobre tres grandes revoluciones: “la primera es la agrícola, la segunda es la industrial y la tercera es la tecnológica; la tecnología ha sido base del progreso en todas las épocas, no sólo significa una evolución sino una mutación, una revolución”.

Puntualizó que esta sociedad la percibían ya algunos futurólogos, por decirles un nombre, Alvin Toffler escribió sobre este avance tecnológico.

Mencionó esta revolución tecnológica ha ido acelerando proceso, crece de manera exponencial, es disruptiva y es el cambio más rápido que ha tenido la humanidad.

“En muy pocos años ha hecho unas transformaciones violentas, disruptivas, aceleradas, que son las que estamos vivimos y van a provocar muchos desafíos, que desgraciadamente salvo algunos países no están siendo conducidos esos cambios”, apuntó.

Manifestó que hay un cambio tecnológico al aplicarse esa tecnología, que crece de manera exponencial, en las diversas actividades tradicionales de la sociedad está creando una revolución en todo.

“Una gran revolución, que inclusive todavía no vivimos nosotros pero que se viene muy rápido es el de la banca, el de los medios de pago, que ya China lo hace, donde hay gente que no usa dinero desde hace dos o tres años, en India está muy acelerado", dijo.

Destacó que en el caso de México, a partir de 1981-1982 a la fecha ha crecido a menos de 2 por ciento, como a 1.9 por ciento, necesitamos crecer mínimo de 4  a 5 por ciento, requerimos que haya la inversión necesaria y necesitamos también fortalecer la economía interna y el mercado interno”.

En la sesión de preguntas y respuestas, Carlos Slim respondió que en el tema de la construcción del aeropuerto internacional de la Ciudad de México el costo del aeropuerto de Texcoco puede ser 10 por ciento menor.

"Creo que está en el corazón de cuatro millones de habitantes, y puede ser un detonador económico de esos cuatro millones de habitantes para llevarlos a todos a clase media”, afirmó.

Agregó que si la decisión de esta consulta popular es a favor de “Texcoco, creo que el aeropuerto actual tiene un gran valor para ser un desarrollo con sentido social y de beneficio económico para la gente que vive ahí”.

“Esa parte del terreno propiedad federal, de 13 mil hectáreas, se haga o no se haga el aeropuerto ahí, es muy importante que no se siga llenando de asentamientos irregulares como ha pasado con Nezahualcóyotl”, dijo.

Señaló que para cualquiera de los dos aeropuertos, el de Texcoco o la opción de Santa Lucía, sería conveniente que se haga una licitación para que sea operado por privados, incluyendo expertos internacionales, y que el dinero que reciba el gobierno de ese ingreso lo pueda usar en programas de desarrollo nacional.