La Fotografía ha sido un gran aliado y acompañante en una búsqueda personal, pues mis proyectos personales van enfocados sobre todo hacia las preguntas de mi niñez, aseguró la fotógrafa y cineasta documental Maya Goded.

Este arte le brinda un espacio de poder, aseveró la artista de la lente cuyo trabajo transmite una sensación inusitada de intimidad y autenticidad, resultado de la confianza que logra establecer a través de los años con los personajes retratados.

“La foto me da el espacio de poder, de investigar, de viajar, de recorrer otros mundos, de explorar, y todo lo remito a vivencias mías de cuando era pequeña y de preguntas cuando que me hacía cuando era niña”, dijo durante una charla que ofreció como parte de la plataforma Canon Zoom In Project.

Acompañada de sus colegas Yvonne Venegas y Eunice Adorno, Goded charló de su pasión por la fotografía mientras proyectaba imágenes de trabajos que ha realizado, entre ellos las series “Tierra negra”, “Welcome to lipstick”, “Plaza de la Soledad”, “Tierra de brujas” y “Desaparecidas”, este último sobre la violencia hacia las mujeres.

Reunidas en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario en la UNAM, las tres mujeres que presidían el panel hablaron de su papel en la Fotografía, de cómo han logrado revolucionar y sobresalir en esta área.

Eunice Adorno presentó su serie “Menonitas”, un trabajo que realizo en la zona norte del país y en el que sobresalen retratos de mujeres, así como la serie “Octubre Rojo”.

Esta última, que podrá verse a partir del martes 30 de octubre en el Centro de la Imagen, se ha convertido con el tiempo en un archivo donde reúne entrevistas, frases, dibujos, fotografías y videos que documentan la “Octubre Rojo”, una casa-residencia para universitarios en Mazatlán Sinaloa, fundada tras el movimiento estudiantil de los años 80.

La investigación presenta y construye un eje discursivo a través de varias imágenes, que detonan una reflexión sobre el impacto de la violencia estructural en la realidad actual de los estudiantes que ahí habitan, explicó Adorno.

Asimismo observa sus formas de organización y su noción de colectividad, los problemas que los afectan en tanto identidades que han heredado, la “lucha” como símbolo, la relación histórica de su origen y la realidad actual de falta de trabajo, abandono, violencia estructural y narcotráfico.

En la ponencia presentada en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las fotógrafas reflexionaron sobre cómo hoy la mujer está más allá de una elegante figura, es un símbolo de persistencia y de éxito.

Igualmente dieron cuenta del trabajo que han tenido que recorrer para ser quienes son, proyectando a través de sus imágenes cómo su enfoque trasciende y es reconocido mundialmente.