La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) consideró trascendental que Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) conserve su independencia como banca de desarrollo para continuar manteniendo e impulsando el ritmo de producción y crecimiento del sector vivienda en México.

Y es que la industria de la vivienda es motor de la economía mexicana, con una contribución de 6.0 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) y es un satisfactor social fundamental, destacó el organismo de vivienda en un comunicado.

“Para la industria de desarrollo y promoción de vivienda, SHF se ha convertido en el brazo financiero especializado para que tanto las familias mexicanas como las empresas desarrolladoras de vivienda tengamos acceso al crédito, ya sea hipotecario o puente, comentó el presidente nacional de Canadevi, Carlos Medina Rodríguez.

Desde nuestro punto de vista, dijo, Sociedad Hipotecaria Federal es la herramienta adecuada para construir esquemas hipotecarios para el segmento de no afiliados, un nicho de mercado al que es necesario darle atención. 

Desde el punto de vista de la oferta, SHF trabaja con los desarrolladores otorgando líneas de crédito que respalden los créditos de intermediarios financieros, así como garantías para los bancos o dando acceso a crédito puente para la construcción.

Asimismo, desde el punto de vista de la demanda, transfiere el riesgo de crédito en préstamos hipotecarios con los Seguros de Crédito a la Vivienda (SCV), lo que se refleja en un mayor número de créditos hipotecarios bancarios estableciendo, asimismo, líneas de crédito y garantías (Bursas) que respaldan los créditos de Fovissste e Infonavit.

Al cierre de agosto 2018, SHF ha dispersado casi 69 mil millones de pesos de crédito directo e inducido y más de 32 mil millones de pesos en créditos y garantías a la construcción, de los cuales 13 mil 659 millones de pesos se colocaron a través del esquema “Sindicado”.

Cerca de 400 mil millones de dólares en Portafolio de Vivienda Sustentable, a través de sus cuatro esquemas, con organismos internacionales.

“La industria de la vivienda tiene un potencial enorme derivado del crecimiento de la población económicamente activa y la solidez macroeconómica del país, lo anterior está siendo reflejado en el inicio del periodo con mayor crecimiento en la demanda de vivienda en México; es por esto que lo óptimo es mantener a SHF como el banco de desarrollo independiente”, expuso Medina Rodríguez.

El sector vivienda se ubica como la segunda industria más importante de México, tan solo detrás de la automotriz. Su impacto en 37 de las 42 ramas económicas la caracteriza por contar con una gran capacidad impulsora de empuje y arrastre, lo que la hace única a nivel económico.