Exhiben en Toronto peinetas grabadas por el artista Francisco Toledo

Dos peinetas elaboradas y grabadas por el polifacético y prolífico artista mexicano, Francisco Toledo, son parte de la exposición artística inaugurada este fin de semana en Toronto con motivo de las...

Dos peinetas elaboradas y grabadas por el polifacético y prolífico artista mexicano, Francisco Toledo, son parte de la exposición artística inaugurada este fin de semana en Toronto con motivo de las celebraciones del Día de Muertos que organiza la comunidad artística mexicana.

“Cuando el tecolote canta” es el título de la exposición de arte inaugurada en el Artscape Wychwood Barns, como parte del inicio de las festividades de Día de Muertos que organiza cada año el Colectivo Día de Muertos y el Centro Comunitario Casa Maíz.

La exposición de pintura, grabado y escultura la integran once artistas más: Ed Pien, Luis Rojas, Jesús Mora, Patricia Deadman, Oscar Camilo de las Flores, César Correa, Morris Wazney, Juan Alcázar, Alec Dempster, Lulú Ladrón de Guevara y María Luisa de Villa.

La curaduría estuvo a cargo de los artistas mexicanos De Villa, Mora y Rojas. “La selección de los artistas fue un proceso colectivo y creativo en donde sostuvimos un diálogo con los artistas para encontrar el mejor lugar a sus obras”, explicó en entrevista la curadora De Villa.

Respecto a las piezas de Toledo, con quien trabajó un tiempo, la artista explicó que “Las peinetas las hizo el propio Toledo con unos discos de vinil de antes y sobre ellas hizo sus grabados en alusión a los muertos, una de ellas refleja el potencial de vida que tienen sus calaveras”.

Las peinetas forman parte de la colección particular de De Villa, quien trabajó cerca de un año en su archivo en Oaxaca.

“Toledo trabaja desde muy temprano en su casa, en la escuela de arte, con los impresores, siempre está trabajando”, agregó la curadora.

De Villa inició en 1985 la tradición de Día de Muertos en la Universidad de York y en el Harbourfront Centre de Toronto y ahora se unió al Colectivo de artistas a apoyar esta tradición que crece año con año y que, como lo dijo el fundador Jesús Mora hace 10 años, se está haciendo parte de las tradiciones canadienses.

La artista Lulú Ladrón de Guevara presentó su obra “Lyobaa”, que en zapoteca significa “el lugar de descanso”, también conocido como Mitla y que consta de 41 pequeños bloques de madera cuyo realce y luz refleja diferentes tonalidades de sombras.

“La luz y la sombra simbolizan la vida y la muerte. En México para borrar tanto ruido visual con los anuncios espectaculares solía exponer obras con espacios en blanco, pero al llegar a Canadá me di cuenta que necesitaba luz y color”, dijo en entrevista.

El artista César Correa, originario del Estado de México, llegó hace dos años a Hamilton, a una hora de Toronto, y trajo a esta exposición dos piezas elaboradas con materiales naturales como hojas de maíz, cáscaras de plátano, naranja y berenjena, semillas, hojas de maple, arbusto y ramas. Una pieza es el tecolote, que le da nombre a la exposición, y la otra es una calavera que representa vida y muerte.

“Me gusta coleccionar todo tipo de materiales de la naturaleza y utilizarlos en mis obras, como esculturas con plantas secas”, señaló el músico, escultor y pintor autodidacta.

En la inauguración de esta exposición se leyeron poemas de Homero Aridjis, Joaquín Sabines y Nezahualcóyotl.

La muestra estará abierta al público durante toda la semana y será parte del gran festival de Día de Muertos que realizará su décima edición el próximo sábado y que atrae cada año a cientos de canadienses, latinos y mexicanos.

El artista y actor de teatro, Carlos Rojas, aclaró que esta celebración es de la comunidad: “La tradición de Día de Muertos no nos pertenece, nosotros le pertenecemos a ella”.