Canciller saudita niega acción de gobierno en asesinato de periodista

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, rechazó que el gobierno de su país estuviera involucrado en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su...

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, rechazó que el gobierno de su país estuviera involucrado en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, Turquía.

En una entrevista transmitida este domingo por el canal Fox, Jubeir aseguró que el asesinato fue llevado a cabo por operadores sin autorización ajenos al gobierno, y prometió “castigar a los responsables”.

Jubeir reiteró que el gobierno saudíta desconocía cómo fue asesinado el periodista o donde se encuentran sus restos, aunque reconoció que Khashoggi, crítico del trono de su país, sí fue ultimado en el consulado en Estambul.

“Desafortunadamente, se cometió un muy grave error y les aseguro que los responsables serán llamados a rendir cuentas de esto”, manifestó Jubeir.

Este sábado el gobierno saudita admitió que Khashoghi había muerto en una “pelea a puños” que se había salido de control dentro del consulado, luego de que durante dos semanas hubieran cambiado las versiones de lo sucedido.

El gobierno de Arabia Saudita también informó del arrestó de 18 personas, entre ellos 15 individuos que de acuerdo con filtraciones a los medios turcos viajaron de Arabia Saudita a Estambul para encontrarse con Khashoggi.

De acuerdo con informes de prensa, uno de los operadores que viajaron al consulado es un experto en autopsias que llevaba consigo una sierra para cercenar huesos humanos.

Mientras tanto, el diario The Washington Post publicó este domingo una entrevista en que el presidente Donald Trump criticó las versiones ofrecidas por funcionarios sauditas sobre los sucedido con Khashoggi.

“Obviamente ha habido engaños y mentiras”, expresó Trump. No obstante, el presidente reiteró su respaldo al príncipe heredero, Mohammad Bin Salman, quien de acuerdo con analistas tiene un control férreo sobre el país.

Trump también reafirmó la importancia de los lazos económicos entre Estados Unidos y Arabia Saudita, principal comprador de armamento estadunidense.

Legisladores demócratas y republicanos han rechazado la explicación oficial saudita del asesinato de Khashoggi. Por su parte, grupos civiles y el propio secretario general de la ONU, Antonio Guterres, han llamado a realizar una investigación transparente sobre el crimen.