El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que regresará a todos los venezolanos que salieron del país creyendo en cantos de sirena y que ahora son discriminados y perseguidos por la xenofobia en otros países.

“Voy a regresar a todos, a todos lo que están en Lima, en Quito, en Buenos Aires y que los están persiguiendo por la xenofobia. Vengan a pasar la Navidad en Venezuela. Venezuela les abre sus brazos”, expresó.

En un acto con las comunas, organizaciones populares apoyadas por el gobierno, Maduro afirmó que lo conmueven los testimonios de los migrantes venezolanos porque fueron estafados y “muchos cayeron en la mendicidad”.

“Dicen que los engañaron en esta gran operación de engaño en las redes sociales para crear una burbuja de migración. Unos cuando regresan besan el piso venezolano, dicen que más nunca se van, dicen que aprendieron a amar a Venezuela en Lima, en Quito o Buenos Aires”, aseveró.

El gobierno puso en marcha el programa “Vuelta a la patria” para apoyar el regreso de migrantes, ofreciéndoles apoyo para el transporte, con pasajes de aviones o autobuses. Las autoridades sostienen que con el programa han regresado más de tres mil venezolanos.

Según Naciones Unidas, unos 2.3 millones de venezolanos salieron del país en los últimos cuatro años, para huír de la crisis económica.

Maduro afirmó que muchos compatriotas “fueron engañados” y que en los países a los que están, ahora son discriminados y sometidos al esclavismo económico.

“En Venezuela no discriminamos ni perseguimos a nadie. Nosotros tenemos un país bello, un pueblo grande y nosotros somos los únicos que tenemos un proyecto de país”, aseveró.