Premian a Fondo Mexicano para Conservación de la Naturaleza

El presidente y fundador del Consejo Directivo de Fundación Xochitla, Manuel Arango Arias, entregó el premio del mismo nombre, en su quinta edición, al Fondo Mexicano para la Conservación de la...

El presidente y fundador del Consejo Directivo de Fundación Xochitla, Manuel Arango Arias, entregó el premio del mismo nombre, en su quinta edición, al Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza.

En el parque ecológico Xochitla recibieron la distinción -consistente en una paloma firmada por Juan Soriano, un diploma, y la conmemoración del evento en una placa en el ahuehuete Viejo del Agua- el presidente del Consejo Directivo y el director general del Fondo, Alberto Saavedra Olivarrieta y Lorenzo J. de Roseinzweig.

Arango explicó que el premio busca reconocer el liderazgo, trayectoria y logros alcanzados durante 24 años en el financiamiento de proyectos estratégicos de conservación de la biodiversidad y del patrimonio natural de México.

En el marco de los 30 años del parque ecológico, Arango mencionó que el Fondo se constituyó legalmente en 1994, como una sociedad civil sin fines de lucro. Fue ideada dos años antes durante la Conferencia Mundial del Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, celebrada en Río de Janeiro, Brasil.

Nació con un fondo patrimonial inicial de 30 millones de dólares, 20 millones de los cuales fueron aportados por el gobierno de Estados Unidos y los 10 restantes por el gobierno mexicano, en tanto que el cuidado, el diseño y la solidez con la que se constituyó la institución le ha permitido continuar recibiendo nuevas aportaciones filantrópicas y gubernamentales multiplicando su patrimonio.

Eso se ha traducido en haber otorgado ya más de 157 millones de dólares en apoyo a proyectos estratégicos de conservación de la biodiversidad en México, a través de cinco programas y más de 80 convocatorias.

Al agradecer el reconocimiento, Roseinzweig dio a conocer que hasta el miércoles pasado, su patrimonio era de 130 millones de dólares, pero el jueves se tuvo la oportunidad de firmar un donativo más del gobierno alemán y del Fondo de Medio Ambiente mundial por casi 20 millones de dólares.

Explicó que uno de los temas que el fondo se tomó muy en serio desde el principio fue fortalecer a la sociedad civil, trabajar con otras instituciones y ayudar a crear más capacidades.

“La naturaleza nos ha enseñado que la diversidad es resiliencia, es capacidad de trascender”, dijo y apuntó que su organismo ha apoyado la creación de muchas instituciones, entre las que mencionó el Fondo de Comunicación y Educación Ambiental, el Fondo para el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el Fondo de México, el Fondo Noroeste.

“Todas estas instituciones están operando de manera independiente, con consejos directivos independientes y con presupuestos independientes, y están sumando a nuestra labor de conservación”, estableció.

Expuso que también se han diseñado y puesto en marcha más de 10 redes; “no hay otra forma de enfrentar los problemas más que colectivamente, con el apoyo de la ciudadanía y los expertos.

Estas redes temáticas y geográficas nos funcionan muy bien. Hemos invertido en ellas y todas están vivas, una de ellas es la Red de Fondos Ambientales de Latinoamérica y el Caribe, y ella integra a otros 23 fondos que trabajan en diferentes lugares de Sudamérica, Mesoamérica y El Caribe, y que manejan mil millones de dólares en patrimonio y recursos de ejecución directa.

Es decir, estamos trabajando también en un esfuerzo continental y del que aprendemos constantemente mejores formas de hacer las cosas, finalizó.