Tapachula se prepara para recibir de la mejor manera a migrantes

Esta ciudad que cuenta con la Expo Mesoamericana, un recinto ferial que puede atender simultáneamente a 12 mil personas, entre expositores y visitantes, se prepara para recibir, eventualmente, a los...

 Esta ciudad que cuenta con la Expo Mesoamericana, un recinto ferial que puede atender simultáneamente a 12 mil personas, entre expositores y visitantes, se prepara para recibir, eventualmente, a los migrantes de la caravana de hondureños.

En esa expo, la mañana de este sábado entró un camión cargado con 110 kilos de tortillas, según confirmó el funcionario municipal a cargo de la logística en el lugar y quien pidió no ser identificado.

Más tarde, llegó una ambulancia de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), como parte del operativo humanitario dispuesto bajo los principios del Plan Marina, para atender a estas personas con alimentos y agua.

También arribó una camioneta de carga que jalaba una planta potabilizadora de agua de la propia Secretaría de Marina, esperando a recibir de la mejor manera a la gente que pudiera ser enviada desde Ciudad Hidalgo, epicentro de la situación migratoria extraordinaria que vive la frontera sur de México.

Algunos particulares, el gobierno municipal y el gobierno del estado, han mandado en las últimas horas víveres, agua, pañales, papel sanitario y otros insumos, para prepararse por si la gente es enviada ahí.

Hasta ahora, señaló el funcionario municipal, ningún representante consular de Honduras, ni de ninguna otra nacionalidad de Centroamérica, se ha presentado en las instalaciones para pedir informes de sus connacionales y mucho menos para ofrecer ayuda.

“Todo lo estamos haciendo nosotros y la gente, que de buen corazón viene a donar cosas”, expresó 

En Ciudad Hidalgo, última población al sur de México, a la que separa el Río Suchiate de Guatemala, varios vehículos cargados de mercancía, se han acercado al parque central, donde se concentran los hondureños que han pasado poco a poco por el puente y, en su mayoría, a través de balsas.

La gente que les ofrece ayuda, ha preparado pequeñas despensas y durante la mañana entregó café, leche, agua, pan dulce y, más tarde, paquetes de cereal, papel sanitario y algunos víveres para ayudar a los migrantes.

También el Centro Social “Francisco I. Madero”, de Ciudad Hidalgo, se habilitó como albergue temporal (así se lee en una manta a la entrada) y hay por lo menos otros dos operados por organizaciones de la sociedad civil, para ayudar a los migrantes.

Sin embargo, la caravana migrante ha generado incertidumbre y miedo entre algunos pobladores de Tapachula, porque a través de los sistemas de mensajería instantánea de los teléfonos “inteligentes”, circula un mensaje en el que se pide no permitir el ingreso de migrantes a las casas para evitar, supuestamente, ser robados.

Nadie firma estos mensajes, pero la población de Tapachula ha hecho eco de ellos y hay temor de que entre los miles de hondureños que vienen en este éxodo se encuentren delincuentes.