En su nueva sede que es el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, se inauguró hoy la 38 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) 2018, que reúne a un gran número de editoriales, escritores y artistas para ofrecer más de 400 actividades.

“Este espacio que ha sido recuperado y aunque es imposible devolverle su antiguo esplendor, para nosotros esta es una oportunidad de reconvertirlo nuevamente en un jardín, donde las flores, los lagos, los pájaros y los cantos salgan de los libros y las historias que contienen”, expresó Guillermo Quijas-Corzo, director general de la feria.

Comentó que para la población y la FILO, el Centro Histórico es un espacio vibrante y lleno de energía, pero más allá de su magia particular, la feria requería de un recinto que ofreciera las mejores condiciones en infraestructura, seguridad y comodidad para albergar una programación de mayor diversidad, buena oferta editorial.

"Por ello, hoy se inaugura la FILO en un nuevo ciclo como todo en la vida, se construye sólo de manera colectiva, mano a mano con expositores, escritores, instituciones públicas, educativas y empresas, sobre todo los lectores.

“Se vienen nuevos desafíos, uno muy importante para nosotros es nuestra participación frente a los sismos de septiembre del año pasado, la tragedia nos ensombreció en numerosas comunidades de Oaxaca y ha tenido un impacto muy profundo”, precisó Quijas-Corzo, ante un auditorio colmado de lectores.

Reconstruir en el sentido más amplio de la palabra, pero no se trata solamente de una reconstrucción material, sino también de la reconstrucción del tejido social.

“Para colaborar en esa reconstrucción, en la edición pasada lanzamos la campaña Tejamos Oaxaca, la cual nos permitió además de ayudar, reconectar a esas comunidades que aún en medio de la desgracia, han sabido conservar sus esperanzas”, dijo.

Abundó que mientras avanzaban en los trabajos de esa campaña entendieron que ésta no debía ser sólo una estrategia de recaudación y apoyo en tiempos de crisis.

Se dieron cuenta de que Tejamos Oaxaca debía convertirse en un programa de vinculación de manera permanente con las regiones del estado, colaborando en la vida cultural de las comunidades a través de una agenda que sea resultado conjunto de gestores y artistas oriundos del lugar.

Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, manifestó ante la presencia de José Antonio Hernández Fraguas, presidente municipal de Oaxaca de Juárez, que también está a favor de los cambios, la realidad es que la sociedad es una sociedad dinámica, no es estática.

“Es la innovación y la capacidad de abrir la conversación, de tener un debate en torno a temas fundamentales lo que han permitido que nuestra sociedad avance, que nuestra sociedad también señale aquellos temas en donde todavía nos mueve”, afirmó el mandatario de la entidad.

"Este tipo de celebración, este tipo de evento como la FILO, que se realiza del 20 al 28 de octubre, debe ser una constante en la sociedad, debe ser permanente, es un conocimiento y es la información el poder más grande que puede tener cualquier persona.

“Es ahí donde se encuentra el poder real de construir tus sueños en lo individual, y de cambiar los planteamientos sociales cuando no estamos de acuerdo o cuando creemos que hay grandes oportunidades de ir hacia adelante”, precisó.

Murat Hinojosa apuntó: “En esta feria del libro tendremos la oportunidad de releer al Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz, y a su 'Laberinto de la soledad' y su pensar México”.