Las chamanas mexicanas Abuela Margarita y Ayakcihuatl, la Abuela Niña, forman parte de un ambicioso proyecto multimedia realizado por Gaby Herbstein, una de las fotógrafas más reconocidas de Argentina y que hace más de dos años comenzó la búsqueda de líderes espirituales alrededor del mundo.

“Este proyecto lo soñé, al otro día me levanté y empecé a hacerlo. Se trata de compartir, de viajar para fotografiar, entrevistar y filmar para un documental a maestros de distintos credos, filosofías y religiones”, explicó la artista en entrevista con Notimex.

El proyecto que está en marcha y que espera concluir en 2109 se llama “Creer para ver”, e incluye a personalidades como Sri Sri Ravi Shankar (India), Admor Hassaraf (Israel), Angaangaq Angakkorsuaq (Groenlandia), Hiah Park (Corea) y Nikolay Oorzhak (Rusia).

Herbstein, quien tiene más de tres décadas de trayectoria como fotógrafa, señaló que eligió a la Abuela Margarita “porque es una chamana maya que hace muchos años tomó la responsabilidad, como dice ella, de ayudarnos a recordar”.

Precisó que Margarita “no se considera maestra ni líder de ningún tipo, lo que nos dice es que todo el conocimiento lo tenemos desde que nacemos, sólo que lo vamos olvidando”.

A partir de esa convicción, la chamana ayuda a quienes se acercan a ella para que obtengan, a través de ceremonias, diferentes herramientas para que puedan conocerse.

La fotógrafa ya entrevistó a la Abuela Margarita en Tapalpa, Jalisco, donde reside la chamana, y en Chile, en un encuentro sobre espiritualidad, y se reunirá con ella de nuevo la semana próxima en la Ciudad de México.

Respecto a la Abuela Niña, Herbstein la visitará por primera vez, también la semana próxima, en Tepoztlán, Morelos, para pasar unos días con ella, documentar su vida, sus ceremonias y su pensamiento.

“México es el único país que tiene dos personajes en este proyecto, es muy interesante porque la Abuela Niña tiene 12 años y la Abuela Margarita tiene 84, las elegí porque me gusta mucho su mensaje, lo que comparten al mundo”, contó la fotógrafa.

Explicó que el principal objetivo de “Creer para ver” es que a través del arte “se generen espacios de unidad en donde podamos disfrutar de la diversidad espiritual, descubrir qué une a estos líderes, las similitudes que hay entre ellos a pesar de vivir en diferentes partes del mundo”.

Consideró que el proyecto en su conjunto “es como un círculo, un rompecabezas en donde cada uno de estos maestros hace un aporte al conocimiento universal, cada uno aporta algo que hace a un todo, aportan herramientas para poder ampliar la conciencia, aprender y recordar”.