La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró siete vehículos que transportaban materias primas forestales maderables, los cuales presuntamente fueron abandonados por sus ocupantes al percatarse de la presencia de la autoridad en el municipio de Ahuazotepec.

Informó que se trata de 106 trozas de 2.55 metros de largo con un volumen total de 30.092 metros cúbicos en rollo de pino (Pinus sp), transportadas en siete vehículos que dejaron abandonados presuntos talamontes en una brecha del Bosque con el nombre de la propia localidad.

Indicó que personal de inspección de esta Procuraduría, en coordinación con elementos de la Policía Municipal de Ahuazotepec, hizo un recorrido en el paraje denominado El Alcalfor, en la región de la Sierra Norte.

En el comunicado, detalló que los vehículos eran camionetas de diferentes marcas, modelos y capacidades y contaban con placas de circulación uno del Estado de México, dos de Tlaxcala, dos de Puebla, uno de Hidalgo y una camioneta de 3.5 toneladas sin placas.

Apuntó que se impuso como medida de seguridad el aseguramiento precautorio de los vehículos y las materias primas forestales maderables, de acuerdo a lo establecido en el artículo 170, fracción II de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Puntualizó que la Profepa inició los procedimientos administrativos por el transporte ilegal de las materias primas forestales maderables, conforme a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS) y su Reglamento.

Agregó que, los presuntos responsables podrán hacerse acreedores a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización de acuerdo con lo establecido en el artículo157, fracción II, de la LDGFS.

Así como al decomiso de los vehículos y materias primas forestales transportadas en caso de no acreditar su legal procedencia, independientemente de las sanciones penales que resulten.

Asimismo, indicó, se presentarán las denuncias correspondientes ante la Agencia del Ministerio Público de la Federación por el transporte ilícito de madera, de acuerdo con el artículo 419 del Código Penal Federal, el cual lo considera como delito.