Los jefes de Defensa de la ASEAN firmaron las primeras directrices aéreas multilaterales del mundo destinadas a mantener seguros los cielos cada vez más congestionados para las aeronaves militares y evitar escaramuzas en alta mar.

Con este paso, los países del sudeste asiático crean las pautas para evitar encuentros inesperados entre sus aviones militares, y el anfitrión Singapur destacó que el pacto era el primero en su tipo en el mundo y alentará a sus socios internacionales a unirse.

El código no vinculante complementa un conjunto existente de otros protocolos para embarcaciones navales de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

El Código de Encuentros no Planificados en el Mar (Cues) está diseñado para reducir las posibilidades de accidentes en el mar, especialmente en aguas disputadas como el Mar de China Meridional.

Los titulares de Defensa de los 10 estados miembros de Asean firmaron una declaración conjunta el viernes en la reunión anual de ministros de Defensa, conocida como ADMM.

Los ministros se comprometieron a promover la paz y la estabilidad regionales, así como a profundizar la cooperación en la lucha antiterrorista, aérea y seguridad marítima, y cibernética, entre otras cosas.

Ellos, por ejemplo, crearán una red virtual de expertos para contrarrestar las amenazas químicas, biológicas y radiológicas de los grupos terroristas y los estados deshonestos.

También están en tramitación los ejercicios marítimos conjuntos entre Asean y China, así como con Estados Unidos.

Hablando después de la firma, el ministro singapures de Defensa, Ng Eng Hen, dijo que las armadas de Asean se dirigen a Zhanjiang para el primer ejercicio marítimo Asean-China que se realizará la próxima semana.

Los ministros de la ASEAN también acordaron un ejercicio marítimo con Estados Unidos el año que viene, aunque los funcionarios tendrán que discutir dónde realizarlo.

Los ministros también adoptaron la Iniciativa "Nuestros ojos", una plataforma de inteligencia contra el terrorismo dirigida por Indonesia que, hasta ahora, involucraba solo a otros cinco países del sudeste asiático, incluido Singapur.

Los 10 ministros esperan convencer a los países socios de ADMM-Plus -Australia, China, India, Japón, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Rusia y los Estados Unidos- a firmar el código aéreo, como lo hicieron con Cues en reunión del año pasado.

Los ministros de la ASEAN se reunirán con sus ocho socios internacionales este sábado y Ng dijo que "buscarán su acuerdo" sobre las directrices.

Los países regionales han estado modernizando sus fuerzas armadas, incluidas las aéreas, para seguir el ritmo de los nuevos desafíos de seguridad.

Los datos muestran que se proyecta que los gastos de defensa en Asia-Pacífico aumentarán en un 23 por ciento a más de 530 mil millones de dólares en 2020.

Las nuevas directrices aéreas, un conjunto de protocolos de comunicación llamado GAME (Directrices para los Encuentros Militares Aéreos), tienen el propósito de reducir la probabilidad de accidentes que podrían escalar en un conflicto, especialmente con el aumento del tráfico aéreo en la región.

Si bien no son vinculantes y voluntarios, sirven como una "medida práctica de fomento de la confianza" para que las fuerzas aéreas mejoren su seguridad operacional.