El rey saudita, Salman bin Abdulaziz Al Saud, publicó una orden este sábado para reorganizar la presidencia de Inteligencia General, la principal agencia de inteligencia del reino, luego de confirmarse la muerte del periodista Jamal Khashoggi en Turquía.

La orden incluye la evaluación de las reglas y las autoridades del organismo para asegurar un flujo de trabajo sin contratiempos, según informó la agencia de noticias saudita SPA.

El rey también emitió órdenes para despedir al vicedirector de la agencia de inteligencia y a un asesor de la Corte Real. También despidió a tres altos funcionarios de inteligencia.

Las órdenes llegan poco después del anuncio sobre la muerte del desaparecido periodista Khashoggi, y la detención de 18 sospechosos sauditas.

Los arrestados están detenidos de forma preventiva hasta que se conozca "toda la verdad y se anuncie" y "todos los implicados en este caso sean llevados ante la justicia", según SPA.

Riad admitió que Khashoggi murió en una pelea en el interior del consulado del reino en Estambul, lo que confirmó los rumores y especulaciones sobre su asesinato.

La Fiscalía General difundió los resultados de una investigación preliminar y confirmó la muerte de Khashoggi en una "pelea" y un "enfrentamiento con las manos", que se produjo a raíz de las conversaciones que mantuvo con las personas que le recibieron en el consulado.

Sin embargo, no ha ofrecido más detalles sobre las circunstancias de la muerte del ciudadano saudita, que estaba en paradero desconocido desde que accedió al consulado del reino en Estambul el pasado día 2 de octubre.

Khashoggi era ex gerente general del grupo de comunicación Al Arab Media Group y columnista del diario estadunidense The Washington Post.

Desde su desaparición, filtraciones a los medios de las autoridades turcas apuntaban a su posible muerte, y dieron cuenta de que varios responsables sauditas algunos vinculados con el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, habían llegado a Estambul y participaron en el crimen.

SPA, que ha ido dando distintas informaciones sobre las acciones tomadas por el reino, aludió a una fuente responsable anónima para señalar que los sospechosos se dirigieron a Estambul para reunirse con Khashoggi porque había informaciones de que este se disponía a regresar al reino tras permanecer en el exilio.

Según esa fuente, las conversaciones que mantuvieron los sospechosos no se desarrollaron como estaba previsto, sino de forma "negativa", lo que generó un enfrentamiento entre algunos de ellos y Khashoggi que acabó con la muerte de este último.