El cantautor de género urbano Rene Pérez Joglar, mejor conocido como “Residente”, fundador del concepto musical Calle 13, hizo que el piso del Palacio de los Deportes se moviera ante los brincos y cánticos de siete mil espectadores.

En punto de las 22:00 horas, el artista apareció en el escenario con su característico atuendo de playera de tirantes y pantalón de mezclilla, lo que arrancó la ovación de

los amantes de sus canciones directas y llenas de crítica política y social.

Los presentes ocuparon la pista de concreto del Domo de Cobre donde corearon temas como “Somos anormales”, “Baile de los pobres” y “El aguante”, esta última que manifiesta la resistencia de la humanidad ante sucesos históricos, desastres, guerras y malos políticos”.

Residente se apropió del espacio y se maravilló con la respuesta de sus seguidores mexicanos, que gozaron de su lírica, su retórica y su música con canciones y letras de “Desencuentro”, “Calma pueblo” y “Pal’ Norte”, mismas que elevaron el ánimo de los presentes, quienes al final de cada canción estallaron en júbilo con la presencia de Residente y los músicos que lo acompañan.

El inicio del concierto fue con la presentación del vídeo de una célula roja, que late como un corazón y que al subir su intensidad explota y da paso al recital de Rene Pérez Joglar, quien agradeció la presencia de los mexicanos en la que consideró la celebración de una fiesta urbana internacional, enfocada a la unidad de los pueblos latinos y en contra del racismo, el maltrato y la xenofobia”.

Canciones como “Dagobombas en tamale”, “Adentro”, “Atrévete”, “Cumbia de los aburridos”, “Guerra”, “Fiesta de locos”, “Muerte en Hawaii”, “Latinoamérica” y “Apocalíptico”, esta última con la que anunció el final de su recital en el Domo de Cobre; sin embargo la exigencia de los jóvenes hizo volver a Residente.

El fundador del grupo Calle 13 cerró definitivamente su exitoso concierto en el Palacio de los Deportes con temas como “Rap bruto”, “Hijos del Cañaveral”, “Sexo”, “La vuelta al Mundo”, “El futuro es nuestro”, “No hay nadie como tú” y “Vamos a portarnos mal”.

Por su parte los españoles del círculo, encabezados por el cantante de rap Kase- O, hicieron su mejor esfuerzo en el escenario al puntualizar que ante todo se defienda a la mujer: “Cuatro mil años de machismo y tenemos que mejorar, máximo respeto a las chavalas, se pueden vestir y bailar como quieran y deben cobrar los mismos sueldos que nosotros”

Arengo al público presente a mandar energía a los centroamericanos que quieren pasar por Mexico y que solo reciben racismo y xenofobia: “vamos a mandar un grito de Paz a los hondureños y a todos los que nos rodean, a los enfermos y a los que no pudieron asistir al concierto.