"No sucumbió la eternidad", de Daniela Rea Gómez, un documental que narra la historia de dos mujeres que buscan a sus familiares desaparecidos, fue la película ganadora del Premio "José Rovirosa" al Mejor Documental Mexicano 2018.

El documental, premiado por la Dirección General de Actividades Cinematográficas y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), cuenta la vida de Alicia de los Ríos que busca a su madre, una guerrillera de la liga comunista, desaparecida en los años 70.

Además la historia de Liliana Gutiérrez que busca a Arturo Roman, su esposo que fue desaparecido en 2010 en San Fernando, Tamaulipas, cuando ella tenía dos meses de embarazo.

El jurado consideró que la película se introduce en uno de los temas más dolorosos del país como es la desaparición de personas, "la realizadora lo aborda desde un lugar muy íntimo y sin victimizar a sus personajes".

En entrevista, Daniela Rea expuso que como periodista tenia varios años escribiendo sobre desapariciones forzadas, pero sentía que le faltaba "contar lo atroz que es un crimen como este, que tiene que ver en la forma en cómo se vive cotidianamente esa ausencia".

"Para mí era importante poder contar ese proceso, porque es algo que poco se escucha, sobre todo en el discurso periodístico", indicó luego de recibir el premio en la Filmoteca de la UNAM.

"Sus vivencias en lo más íntimo de la familia quería traerlas al espacio público porque esa puede ser otra forma de conectarse, de empatizar con lo que viven las familias de los desaparecidos", dijo la periodista egresada de la Universidad Veracruzana.

"Es una película que habla de violencia sin mostrar imágenes de violencia, porque en ese sentido quería crear un espacio seguro en que pudieramos sentarnos con calma y disposición a escuchar las historias y no dejar de verla por el horror, porque creo que estas historias tienen que ser escuchadas", aseveró.

Como se hace desde 2008, también se entregó el Premio "José Rovirosa" al Mejor Documental Estudiantil 2018 al Maricarmen Merino, realizadora de la película "¿Dónde estás?".

El jurado señaló que resulta el documental más completo debido a la bella progresión de su elocuencia narrativa.

"Se trata de un relato valiente que nos permite acercarnos desde una mirada íntima a la realidad de un país, logrando así una pieza documental sumamente emotiva y altamente artística", apuntaron los integrantes.

El galardón nació en julio de 1997, tras la muerte del cineasta José Rovirosa, quien alentó a la Filmoteca de la UNAM y al CUEC a crear el Premio al Mejor Documental Mexicano, como un incentivo dirigido a documentalistas jóvenes.