Hace poco más de una década surgió en Tijuana la banda Madame Ur y sus hombres, que en noviembre regresará a la Ciudad de México para presentar su nueva producción discográfica.

Se trata de “Better Day”, un EP compuesto por cinco sencillos: “Otoño”, “Vámonos”, “Roja”, “Cuervos” y “Better Day”, que deliran en un artístico desorden de personalidad, donde Madame ha dejado de ser una mujer para convertirse en un gato negro, mientras que sus Hombres han subido la distorsión de las melodías.

En entrevista con Notimex, la cantante, letrista y artista visual Azzul Monraz expuso que luego de una década de estar junta, la banda pasó de ser una agrupación de jazz para madurar y describir nuevos sonidos, que van de lo melodramático a lo rockero.

“Nuestra música también suena a arrabal porque hacemos música desde nuestras entrañas. Nuestro EP es muy explosivo y en nuestras presentaciones vivimos con nuestro público esa energía”, explicó la líder de la alineación.

De acuerdo con sus promotores, Madame Ur y sus hombres se caracteriza no sólo por su sonido sino también por la presencia escénica intensa que explota en la teatralidad y la personalidad de un bajo distorsionado, acompañado por capas de sintetizadores y arreglos de guitarras, y una voz cálida y potente.

El material, que Monraz, Toto Zúñiga, Carlos Maria y Joel Castillo presentarán en la Ciudad de México por ahora sólo cuenta con su versión digital, aunque ya planean el lanzamiento físico, cuya portada se basa en un retrato a tinta realizado por la propia cantante de su gato "Wert".

“Antes creíamos que ya no necesitábamos lanzar un disco en físico, pero nuestros seguidores nos han dicho que sí lo desean porque es un objeto que no sólo incluye nuestra música sino nuestra arte, nuestra creatividad, eso que nos hace diferentes a otras bandas”, externó la vocalista.

De acuerdo con el cuarteto, además de presentar el material en formato físico preparan otro video. “Somos un grupo de culto pero eso no deja que hacernos soñar en conquistar nuevos públicos. Hacemos esta música porque es lo que nace de nosotros y porque nos gusta lograr esa conexión”, enfatizó Monraz.