El Partido Acción Nacional (PAN) manifestó su inconformidad con la resolución de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre la elección en el municipio Guadalupe, Nuevo León, y sostuvo que recurrirá hasta la última instancia que es la Sala Superior.

“Nos sorprende muchísimo que tratándose de dos casos prácticamente iguales el criterio del Tribunal en su Sala Regional haya sido dispar. En Monterrey sí se resolvió conforme a derecho, pero en Guadalupe no", consideró el secretario general del PAN, Fernando Rodríguez Doval.

"Nos parece, más bien, que esto se trata de una especie de justicia salomónica, donde se pretende dar una alcaldía al PAN y otra al PRI”, opinó mediante un comunicado.

Aunque celebró la resolución en el caso de Monterrey, sostuvo que el PAN no aceptará la resolución para el caso de Guadalupe, como tampoco ningún tipo de negociación que vaya en contra de lo que votaron los ciudadanos.

A su juicio, de manera mayoritaria el 1 de julio los ciudadanos dejaron en claro con su voto que quieren que sus alcaldes sean Felipe de Jesús Cantú en el caso de Monterrey y Pedro Garza Treviño en el de Guadalupe.

“El PAN, insisto, no va a negociar nunca la voluntad ciudadana, y vamos a defender en la última instancia, en la instancia definitiva, que es la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el triunfo de nuestros dos candidatos", enfatizó.

Rodríguez Doval enfatizó que el PAN tiene la plena y absoluta seguridad de que si se imponen la justicia y el derecho los candidatos panistas serán los próximos alcaldes, quienes cuentan con todo el respaldo del Comité Ejecutivo Nacional y del panismo de todo el país.

“En estos 62 días han venido gobernadores, han venido otros alcaldes, han venido otros diputados federales, diputados locales, senadores, militantes de a pie a respaldar esta lucha que es una lucha no del PAN, sino de los ciudadanos para que se respete la voluntad que expresaron en las urnas el pasado 1 de julio”, puntualizó.