Aunque la osteoporosis, una enfermedad de los huesos causada por la pérdida de masa ósea, se presenta en los hombres hasta 10 años después en comparación con las mujeres, su caso es más difícil de detectar, señaló hoy la Asociación Alemana de Osteología.

En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, la asociación señaló que este problema es difícil de detectar debido a que las mujeres tienen más información al respecto y la atención médica tiende a clasificarse de acuerdo con el género de los pacientes, ya que la enfermedad es mayor entre la población femenina.

A los alemanes no se les prescribe regularmente la aplicación de un tratamiento para combatir la osteoporisis y los estudios al respecto tienden a ser escasos, pese a que el riesgo de fractura en los hombres es más pronunciado. Mientras a mayor edad se eleva el nivel de riesgo.

Ante esta situación, la Asociación Alemana de Osteología recomienda que los hombres que padezcan factores de riesgo se sometan a un screening de huesos a partir de los 60 años.

Para fortalecer los huesos, recomendó el consumo de calcio y vitamina D, realizar algun deporte de manera regular, y en general llevar una vida sana.

En la Unión Europea (UE), la osteoporosis se registra en 21 millones de mujeres y 5.5 millones de hombres.

Mientras que en Alemania, más de seis millones de personas padecen osteoporosis y cada año se enferman 885 mil. Sin embargo, solo un tercio de los alemanes tiene conocimiento suficiente sobre ese problema y sus consecuencias.

Además de que en este país europeo sólo el 25 por ciento de las personas a las que se les detecta la enfermedad reciben tratamiento, mientras que en Francia es el 60 por ciento y en España más del 80 por ciento.

A nivel mundial, la osteoporosis es una de las 10 enfermedades más frecuentes, de acuerdo con una encuesta que realizó la empresa tecnológica Amgen, con motivo para el Día Mundial de la Osteoporosis, en la que mil alemanes fueron encuestados sobre la prevención y las terapias al respecto.

El problema, en general, pasa desapercibido hasta que se produce la primera fractura ósea. Las más frecuentes son ruptura de huesos de las articulaciones y en la cadera, lo que disminuye la calidad de vida del afectado.