El Partido del Trabajo (PT) en el Senado de la República exhortó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a interponer ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) un recurso de inconstitucionalidad contra los decretos de reservas de agua.

Luego de la suspensión por seis meses de la asignación de concesiones, por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para la explotación de productos hídricos en 10 cuencas del país, el senador Gonzalo Yáñez consideró que los decretos emitidos son contrarios a diversas disposiciones constitucionales.

Indicó que con esos decretos se desconoce el derecho a la consulta de los pueblos indígenas y a la autodeterminación, según sus propias formas de gobierno sobre las aguas en sus territorios, lo que consideró un retroceso en el reconocimiento y ejercicio de los derechos de estas comunidades.

El legislador por Durango también consideró que 50 mil concesiones de centros agrarios se encuentran en riesgo.

Dijo que las autoridades federales equiparan el derecho humano al agua con el “uso público urbano”, lo cual puede entenderse como cualquier uso que determine el organismo estatal o municipal, lo cuales podrán concesionar los servicios de agua y saneamiento.