En un concierto muy íntimo, en el que sólo se necesitó una guitarra acústica y una gran voz para que el Lunario se colmara de romanticismo, la cantautora española Rosana dejó de tocar su famoso tema “Si tú no estás” en la primera estrofa, parándose del sillón y dejando a todos atónitos.

Cuando comenzaron los primeros acordes de “Si tú no estás”, en la que todos se emocionaron y empezaron a entonarla, la intérprete española se detuvo en la primera frase, se paró del sillón en el que estaba sentada y dijo: “Sabía que esto iba a suceder”. El público sin saber lo que pasaba, se quedó perplejo al no entender la situación.

La cantante comenzó a platicar con la audiencia que este tema lo había escrito tan rápido, que nunca pensó que se fuera a convertir en uno de los favoritos del público, pero sobre todo habló del nombre de la canción. “El tema se llama ‘Si tú no estás’, pero por qué insisten en llamarlo ‘Si tú no estás aquí’, yo le quité ‘aquí’, porque era muy largo”.

“Segundo, es un tema que todos creen saber la letra, pero en realidad nadie se la sabe, todos le cambian la letra, cada quien interpretea su propia versión del tema”, explicó Rosana entre pequeños ataques de risa, con los cuales contagió a los presentes que también se carcajearon, puesto que también imitaba a las diferentes versiones que ha escuchado entonar a sus fans.

Al término de la gran explicación, en la que hizo pasar a la audiencia un momento muy divertido, comenzó a cantar “Si tú no estas” nuevamente, en donde todos los presentes entonaron la canción al unísono, con uno que otro error, en los cuales Rosana ponía cara de extrañeza y terminaba con una sonrisa.

Con un lleno total, el "show" comenzó con un “¡Muchas gracias!” por parte de la anfitriona, mientras el público emocionado de ver a su interprete favorita, comenzó a decirle piropos como: “¡Eres grande!, ¡preciosa!, ¡guapa!”.

A lo que ella replicó: “Guapa no, pero limpia sí, cada uno a lo suyo, ¿no?”, haciendo reír a la audiencia y dando paso al primer tema del "show", “Soy la tierra de tus raíces”.

“Así empezó todo, hace 22 años”, dijo la intérprete, mientras estaba sentada en un sillón acompañada con su guitarra para comenzar a deleitar con “Contigo”. Al llegar “Mi trozo de cielo”, los presentes empezaron a cantar en los coros.

Al comenzar “Agua bendita”, la gente gritó de emoción, porque fue la primera canción con ritmos más movidos que invitaban al público a estar de pie y bailar.  “Qué bonito es siempre encontrarme con ustedes y comer tacos”, causando risas, mientras explicaba a la audiencia qué desayunó.

En todo momento, la española interactuó con los presentes, contaba cosas que causaban risa, hacía que los asistentes cantaran, levantaran las manos, aplaudieran, como si se tratara de una reunión en la que los presentes fueran una gran familia.

Y así continuó con “Aquel corazón”, “En la memoria de la piel” y “Magia”, en donde los fanáticos movían los brazos de un lado a otro, mientras Rosana dejaba de cantar, para que el público lo hiciera, o eso parecía al principio, porque empezó a improvisar y dijo cantando: “A mí se me olvidó la letra” y en respuesta el público le aplaudió y la animó hasta que terminó el tema.

Prosiguió con su controvertida presentación de “Si tú no estás”, “No olvidarme de olvidar”, y al término comentó: “Vamos a ver cómo cantan ustedes” y así continuó “Llevo tiempo buscándote”, en la que también todos los fanáticos cantaron con gran euforia, a lo que dijo la cantante: “Cuando ustedes cantan el mundo se escucha afinado, muchas gracias”.

Al ritmo de pop y rock que caracterizan a la cantautora española, el público también pudo disfrutar de temas como “Tormenta de arena”, “Sin miedo”, “Puede ser”, “Quiéreme”. Y al final de la canción dijo con buen humor: “Va llegando el momento de despedirnos y el momento de esconderme allá atrás, para que ustedes digan '¡otra, otra, otra!, así como lo hacen todos mis colegas”.

Pero antes entonó “Lunas rotas”, “Con los cinco sentidos” y con un shot de tequila, contó una anécdota de por qué ella no toma alcohol, para así de manera muy cómica, salir del escenario. Mientras el público gritaba “¡otra!”, unos segundos después entró y siguió con el "show", cantando “A fuego lento”.

Finalmente, a petición de la audiencia, deleitó con “Agua de llorar”, “Hoy”, “Con el sol en la maleta”. Con un ritmo muy rockero cerró con “Yo pa ti no estoy”, en donde la audiencia se levantó de sus asientos para cantar y bailar de manera efusiva. “Gracias señoras y señores”, dijo la artista, despidiéndose y así abandonar el recinto.