Prima de riesgo de deuda italiana toca récord por diferencias con CE

La prima de riesgo de la deuda italiana tocó hoy los 340 puntos base, el mayor nivel en cinco años, en respuesta a la carta en la que la Comisión Europea rechazó el plan presupuestario italiano, al...

La prima de riesgo de la deuda italiana tocó hoy los 340 puntos base, el mayor nivel en cinco años, en respuesta a la carta en la que la Comisión Europea rechazó el plan presupuestario italiano, al tiempo que el primer ministro, Giuseppe Conte, habría amenazado con renunciar.

La diferencia entre los bonos de Estado italianos (Btp) y los alemanes usados como referencia, alcanzó su nivel más alto desde marzo de 2013, aunque durante la jornada descendió a los 330 puntos.

El rendimiento de los Btp a 10 años llegó al 3.78 por ciento, un nivel que no se veía desde inicios de 2014, lo que significa que para atraer capotales Italia deberá garantizar mayores intereses a sus acreedores.

Por su parte, la bolsa de Valores de Milán abrió a la baja y a media jornada su principal indicador, el índice FtseMib descendía 1.36 por ciento, arrastrado por los títulos bancarios.

Los mercados reaccionaron a la carta entregada de manera personal la víspera al ministro de Economía, Giovanni Tria, por el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en la que prácticamente se reprobó el plan presupuestario que prevé aumentar el défict público al 2.4 por ciento del PIB.

“Las dimensiones de la desviación no tienen precedente en la historia del Pacto de Estabilidad”, argumentaron Moscovici y el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, los signatarios de la carta.

El documento de dos páginas destacó que tal desviación es equivalente al 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que representa unos 25 mil millones de euros (28.6 mil millones de dólares).

Por lo tanto, la Comisión Europea pidió “explicaciones” y dio como plazo a Italia hasta el lunes 22 de octubre a medio día para presentarlas a fin de poder adoptar una “opinión formal”.

En tanto, los periódicos informaron este viernes que el primer ministro ha amenazado con renunciar en al menos dos ocasiones.

En realidad Conte fue nombrado por un acuerdo entre los verdaderos “hombres fuertes” del ejecutivo, Matteo Salvini, líder de la Liga y Luigi Di Maio, dirigente del Movimiento 5 Estrellas, que ante los vetos cruzados que se pusieron designaron para la jefatura del gobierno a una tercera figura que obedeciera sus directivas.

La víspera, Di Maio acusó a la Liga de haber “metido mano” al texto de la ley presupuestaria con el fin de permitir la introducción de normativas que pemitieran condonaciones a los evasores fiscales.

“No hay manejos ocultos, invasiones alienígenas o espías”, respondió Salvini, quien en un primer momento se había negado a asistir este sábado a una reunión del Consejo de Ministros para discutir el tema.

Este viernes, sin embargo, ambos líderes buscaron apagar el incendio y declararon que, por el momento, no harán caer al gobierno nacido en mayo pasado.