Economía china registra crecimiento menor a lo esperado

China dio a conocer este viernes el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre del año que fue del 6.5 por ciento, una décima abajo de lo previsto por los analistas y dos...

China dio a conocer este viernes el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre del año que fue del 6.5 por ciento, una décima abajo de lo previsto por los analistas y dos décimas de lo registrado durante el segundo trimestre.

El crecimiento de la economía del gigante asiático ya se desaceleró en el segundo trimestre, cuando se expandió un 6.7 frente al 6.8 por ciento registrado en el primero, aunque dentro del objetivo de crecimiento del PIB fijado en torno al 6.5 por el gobierno chino para este año.

El crecimiento económico de China se enfrió en el tercer trimestre a su ritmo más débil desde la crisis financiera mundial.

Los últimos datos sobre el PIB surgieron con el temor de que la segunda mayor economía del mundo se viera afectada por la intensificación de la guerra comercial con Estados Unidos, que ha impuesto aranceles más elevados a una amplia gama de importaciones de China.

"La economía continuó manteniéndose estable con un buen impulso creciente", señaló la Oficina Nacional de Estadísticas de China.

Los analistas indicaron que se espera que China pierda aún más su ritmo de crecimiento, ya que los precios de los productos del país aumentarán en Estados Unidos, el mercado más grande del mundo, que ahoga las exportaciones, un importante motor de la economía china.

También es probable que una posible desaceleración económica impida que el liderazgo chino, liderado por el presidente Xi Jinping, logre su objetivo de construir una "sociedad moderadamente próspera", definida por Beijing como el doble del PIB y el ingreso per cápita de 2010 para 2020.

El valor total de las exportaciones aumentó un 6.5 por ciento en los nueve meses a partir de enero, pero muchos economistas se muestran escépticos sobre si los envíos de China continuarán creciendo en el futuro.

El mes pasado, Washington impuso aranceles sobre 200 mil millones de dólares adicionales en importaciones chinas.

Con esta tercera ronda de aranceles, Estados Unidos están imponiendo aranceles de dos dígitos en aproximadamente la mitad de los productos que importa de China cada año.

China tomó medidas de represalia de inmediato, aplicando aranceles adicionales a 60 mil millones de dólares en importaciones de Estados Unidos, lo que significa que hasta ahora Beijing ha aplicado aranceles en más del 80 por ciento de todos los bienes importados de la Unión Americana.

El liderazgo de China anteriormente ponía más énfasis en las reformas estructurales y el ajuste monetario que en el crecimiento económico en un intento de reducir la expansión de la deuda corporativa y evitar el estallido de burbujas de activos en el país.

Recientemente, un aumento de la disputa comercial ha sido motivo de preocupación de que la economía orientada a la exportación de China crecería a un ritmo sustancialmente más lento de lo que se esperaba, lo que llevó a las autoridades del país a implementar medidas de estímulo económico.

Reducir las tasas de interés y aumentar el gasto público permitiría a muchas compañías pedir prestado dinero e invertir en activos fijos, pero dificultaría al gobierno chino la normalización del sistema financiero.

El Fondo Monetario Internacional pronosticó a principios de este mes que la economía de China crecerá 6.2 por ciento este año, 0.2 puntos porcentuales menos que su estimación en julio.