El programa Conduce sin Alcohol, conocido como Alcoholímetro, ha registrado mil 800 jornadas y aplicado casi dos millones de pruebas a conductores durante 15 años, para generar consciencia social de respeto a las leyes y reducir los accidentes de tránsito por conducir bajo los efectos del alcohol.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, informó que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP-CDMX) desde 2003 a la fecha se han instalado 26 mil 625 puntos de revisión y efectuado 10.1 millones de entrevistas, cuyos resultados arrojaron 206 mil 21 personas remitidas al Juez Cívico y 130 mil 924 vehículos enviados a depósitos.

Sostuvo que la mejor forma de conmemorar 15 años de funcionamiento de estos puestos móviles del Alcoholímetro es reiterar cuántas vidas se han salvado.

Destacó la labor de los elementos de la policía capitalina encargados de los operativos, de los médicos legistas quienes aplican las evaluaciones del contenido del alcohol en la sangre y de los jueces cívicos encargados de sancionar.

Expuso que actualmente se llevan a cabo cinco jornadas diurnas y nocturnas, de las 23:00 a las 6:00 horas del día siguiente, los siete días de la semana, además de las extraordinarias en días festivos, en contraste con los cinco puntos de revisión y una jornada nocturna los fines de semana que había cuando inició el programa.

Desde el 30 de agosto de 2017 se expidió el Protocolo de Actuación Policial de la SSP-CDMX para la aplicación del programa Conduce sin Alcohol, con el cual se genera mayor certeza en la revisión, por lo que desde que la persona llega al punto se genera un seguimiento hasta la determinación final de la sanción.

La cadena de custodia aplicada por las autoridades capitalinas permite conocer el proceso, en la validación y resguardo de las pruebas de alcoholemia. En el primer trimestre de 2018 un total de 50 personas que fallecieron en accidentes de tránsito tenían una cantidad superior a la permitida de alcohol en la sangre.

Amieva agradeció al personal cuya función es salvar vidas y reconoció la dedicación de quienes incluso han sufrido lesiones al ser atropellados por personas que intentan evadir la revisión.

A su vez el secretario de Seguridad Pública, Raymundo Collins Flores, dio a conocer que, por instrucciones del Jefe de Gobierno, se dotó de nuevo equipo a los puestos de revisión para una mejor operación del programa como nuevos tráileres, carpas y señalamientos, entre otro material.

Antonio Aguilar Carrizosa, secretario de Juzgado Cívico, comentó que se tiene que trabajar con abogadas y abogados que presentan amparos para conseguir la suspensión de las multas que sólo fomentan la corrupción, pues al final más de 99 por ciento no se conceden dejando vigente la aplicación de la sanción, por lo que los conductores tienen que regresar a cumplirla.