Nobel de la Paz espera de México solución de altura ante migrantes

Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz 1992, confió en una solución de altura por parte de las autoridades de México ante la caravana de ciudadanos hondureños que migran hacia el norte, con el...

Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz 1992, confió en una solución de altura por parte de las autoridades de México ante la caravana de ciudadanos hondureños que migran hacia el norte, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Esta movilización de miles de centroamericanos "que pretenden ir en masa a Estados Unidos representan una nueva crisis y se debe tener la altura total para abordarla”, dijo.

Menchú Tum acudió al Auditorio "Jaime Litvak King" del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, donde se presentó un balance del contenido e importancia de la Declaración y Programa de Acción de las Naciones Unidas para una Cultura de Paz.

La también investigadora extraordinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y creadora de la Cátedra Extraordinaria Rigoberta Menchú Tum destacó la experiencia de México en este tema y recordó cómo en los años ochenta solucionó el éxodo de refugiados guatemaltecos.

Expuso que la migración es un tema universal y a todos ha preocupado a lo largo de mucho tiempo, especialmente por las dinámicas políticas coyunturales de los últimos dos o tres años que han precipitado un poco más las fobias con relación a la migración y los migrantes.

En otro punto de su intervención, informó que el 6 de octubre de 2019 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebrará el vigésimo aniversario del Programa de Acción de la Cultura de Paz.

Asimismo anunció que también el siguiente año se tiene el propósito de impulsar el Año Internacional de las Lenguas, ya que las culturas de paz también implican las lenguas universales.

“Pensemos que aquí en México tenemos más de 56 lenguas y en mi país (Guatemala) hay 23, y si acercamos sólo el contexto mesoamericano tenemos un impacto importante, también tiene que ver esto con cultura de paz”, concluyó.