Escrituras dan certeza jurídica a patrimonio familiar

Acudir con un notario antes de realizar cualquier trámite, pago o contrato de compraventa de una propiedad, es fundamental para contar con la certeza jurídica de que el patrimonio familiar no está en...

Acudir con un notario antes de realizar cualquier trámite, pago o contrato de compraventa de una propiedad, es fundamental para contar con la certeza jurídica de que el patrimonio familiar no está en riesgo, destacó el Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

En este sentido, señaló en un comunicado la importancia de que un notario público revise toda la documentación y preste la asesoría correcta para realizar todos los trámites antes de la transacción.

Subrayó que para la mayoría de las familias comprar una casa representa la inversión de todos sus ahorros y, en muchas ocasiones es el patrimonio más importante, por lo que no escriturar resulta peligroso.

Advirtió que los contratos privados y los poderes notariales no son soluciones a largo plazo y conllevan grandes riesgos para el comprador; por ejemplo, la muerte del vendedor da por concluido el poder, lo que implicaría iniciar un juicio para probar la posesión del inmueble y con eso la propiedad.

Señaló que existen muchos mitos respecto al tema, como el que dice que el dueño de un inmueble comprado con un crédito hipotecario es el banco, lo que es totalmente falso.

Asimismo, indicó que es verdad que el propietario del inmueble, aún cuando el crédito hipotecario esté vigente, es el comprador y el inmueble sirve como garantía del crédito, sólo en caso de incumplimiento de pago la institución bancaria puede demandar al deudor para que pague y si persisten en la falta de pago rematar el inmueble.

También es cierto que el contrato del crédito hipotecario y el de adquisición del inmueble están en el mismo testimonio y ambos están inscritos en el Registro Público de la Propiedad.

Expuso que es indispensable revisar si se cuenta con un testimonio original o una copia simple de la escritura; debido que para demostrar la propiedad de un inmueble ante terceros es necesario tener un testimonio original o una copia certificada.

Señaló que también es verdad que la obligación del deudor hipotecario de pagar el préstamo se extingue con el pago del mismo, de esta forma si el deudor pagó el importe total del crédito, el banco nada podrá reclamarle en el futuro.

Sin embargo, mientras no se cancele la hipoteca ese gravamen seguirá apareciendo en el Registro Público de la Propiedad, es por ello que debe acreditarse mediante una escritura que el préstamo está pagado.

Así como dejar constancia en el Registro Público de la Propiedad que la vivienda ha quedado libre de gravamen, tras la cancelación del préstamo hipotecario.