Necesario reforzar acciones para garantizar seguridad, afirma Navarrete

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, reconoció que pese a los intensos esfuerzos, los problemas en seguridad pública son graves y los niveles de violencia en algunas zonas del país...

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, reconoció que pese a los intensos esfuerzos, los problemas en seguridad pública son graves y los niveles de violencia en algunas zonas del país exigen seguir reforzando las acciones para devolver la paz y la seguridad a las familias.

Afirmó que por ello la actual administración federal en todo momento ha sido sensible a la exigencia ciudadana de mayor seguridad y se ha actuado con decisión para combatir la inseguridad que preocupa y ofende a todos los mexicanos.

En el marco de su comparecencia ante la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, como parte de la glosa del Sexto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, advirtió que la violencia tiene causas multifactoriales, muchas de ellas asociadas con algunos factores externos.

Ello, agregó, como la expansión y diversificación de actividades ilícitas de los grupos delictivos vinculados con el crimen transnacional, que aprovechan la "porosidad" de las fronteras y han sofisticado sus métodos gracias a los avances tecnológicos, lo que incrementa los retos; y otros de carácter interno, como procesos de urbanización del país y la debilidad de algunas corporaciones de seguridad locales.

Ante ello, el encargado de la política interior del país, dijo que se ha destinado casi 25 por ciento más que en la administración anterior, es decir arriba de 82 mil millones de pesos, para el fortalecimiento de las instituciones locales de seguridad, mejoramiento y modernización de instalaciones, capacitación y dignificación de la labor policial.

Además, las tareas de seguridad han sido asumidas de manera subsidiaria y temporal por las Fuerzas Armadas y la Policía Federal, en aquellos municipios que no tienen la capacidad de cumplir con su obligación constitucional de brindar seguridad.

Sobre este rubro, Navarrete Prida destacó la labor de servicio que los integrantes de la Policía Federal han desempeñado durante estos seis años, dando muestra de valor y rectitud, en todo momento.

Sin embargo, sostuvo que la participación de las fuerzas federales en tareas de seguridad pública requiere no obstante, definir el marco legal para la convivencia de militares y civiles en tareas de seguridad en tiempos de paz, siempre con irrestricto apego a los derechos humanos.

Agregó que también en materia de seguridad, a nivel federal, se realizaron acciones significativas de fortalecimiento institucional a través de la capacitación y la profesionalización de las corporaciones de seguridad federales, estatales y municipales.

Destacó, entre otras, la creación de la Coordinación Nacional Antisecuestro y el fortalecimiento de las Unidades Especializadas de Combate al Secuestro en las entidades federativas, para coordinar y dar seguimiento a las acciones para hacer frente a este grave delito.

Abundó que ello ha permitido reducir la incidencia de este ilícito en 54 por ciento, al comparar agosto de 2018 contra el mes de octubre de 2013, cuando el delito de secuestro alcanzó su máximo histórico.

El funcionario federal mencionó también que se puso en operación el número único de atención a llamadas de emergencias, el 9-1-1, que hoy tiene cobertura en todo el país, el cual "permitió que pasáramos de más de 600 números de emergencia en todo el país a solo uno, mejorando su operación y la atención".

Asimismo, se creó el Centro Nacional de Fusión de Inteligencia, que concentra información y define estrategias, así como cinco centros regionales para mejorar el intercambio de datos, la coordinación y la implementación de soluciones locales.

“En esta materia hemos sido puntuales para informar y rendir cuentas al Congreso, en su atribución de Poder revisor de las tareas de inteligencia y seguridad nacional, como lo hice en abril pasado al reunirme con la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional”, puntualizó.

Además, la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia ha encabezado un esfuerzo nacional para construir una política intersectorial en la materia.

También se puso en marcha el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, como complemento a la estrategia de seguridad, abundó el secretario de Gobernación.

Explicó que se trata del primer programa transversal a nivel nacional para reducir factores de riesgo y crear, a su vez, factores de protección para la población más vulnerable. En él participan, de manera conjunta, dependencias federales y gobiernos locales.

Además, a través del Programa Nacional de Prevención del Delito (PRONAPRED) se destinaron ocho mil 500 millones de pesos a 121 polígonos de atención prioritaria en todo el país, con lo que se desarrollaron 13 mil acciones en materia preventiva.