En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, que se conmemora mañana 19 de octubre, se anunció la campaña #ViveCon Glamour.

Las acciones, que se suman a los diversos programas que instituciones, organizaciones y grupos farmacéuticos han anunciado para este mes de octubre, buscan concientizar a las mujeres y hombres sobre la necesidad de diagnosticar a tiempo el cáncer de mama y acceder a un tratamiento adecuado.

En conferencia de prensa, se informó que la campaña anunciada es organizada, por sexto año consecutivo, por el grupo editorial Glamour en alianza con Pfizer México.

Cynthia Villarreal Garza, oncóloga médica experta en cáncer de mama del Hospital Zambrano Hellion e investigadora del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), explicó que si bien no hay causas directas, existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecerlo.

Entre esos factores mencionó la edad, predisposición genética, obesidad, fumar, no tener hijos, o tener el primero después de los 35 años de edad y llevar una vida sedentaria.

Aseveró que “en los últimos años ha ido en aumento esta enfermedad debido a la adopción de estilos de vida poco saludables, mientras que sólo 10 por ciento de los casos pueden ser explicados por mutaciones hereditarias”.

Valeria Pérez Fraga, una de las organizadoras de la campaña, indicó que esta iniciativa pretende erradicar la creencia de que este tipo de cáncer es sinónimo de muerte.

La medicina ha avanzado tanto que hoy se dispone de terapias que permiten a las mujeres con tumores en etapa avanzada/metastásica, tener más tiempo de vida con una mejor calidad.

“Lo ideal es que todos cobremos conciencia sobre la importancia de la autoexploración mamaria a partir de los 20 años de edad, y de la realización de una mastografía a partir de los 40, lo que ayuda a prevenir”, enfatizó.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer de mama sigue siendo la principal causa de mortalidad por tumores malignos con más de 80 mil defunciones anuales en México, y la mayoría de los decesos se deben a que esta enfermedad no es detectada de manera oportuna.

En este caso, las células cancerosas crecen de forma desordenadas y se diseminan hacia otros órganos y tejidos del cuerpo como pulmón, hígado cerebro o huesos, lo que se conoce como metástasis.